Les importamos una mierda.

Cincuenta agentes para desahuciar a una víctima de malos tratos

Les importamos una mierda.

“Quería que retrasaran la ejecución de la orden de lanzamiento hasta que encontrara una vivienda”, relata. “En el juzgado me dijeron que no era su problema que yo no tuviera trabajo y que no pudiera pagar el alquiler”, dice. Teresa llegó a hablar personalmente con el juez. Le dijo que el “procedimiento que no se podía parar”.

“Esta mañana se enfrentaba a la segunda orden de desahucio… llegaron a las inmediaciones de su vivienda cinco furgonetas de la Policía Nacional, con más de 50 agentes para echarla. Allí estaban los activistas del grupo Stop Desahucios… Más de 200 personas, muchas de ellas vecinas del barrio, se concentraron en la zona para impedir el lanzamiento…”

“La comisión judicial se marchó al ver la concentración ciudadana que había junto al inmueble… Cuando se disolvió la concentración, regresó la comisión judicial, con tres furgonetas de la Policía Nacional, entraron en el inmueble, llamaron a un cerrajero, cambiaron la cerradura del piso y le dijeron a la mujer que tenía un día de plazo para abandonar la vivienda.”

“Stop Desahucios ha denunciado la “maniobra judicial” que se ha producido para echar a la calle a una madre y su hijo, al entender que el desalojo es ‘ilegal’… ‘las actuaciones judiciales tienen que ajustarse al día y la hora señalados’.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s