La niña que no sabía sonreír

La niña que no sabía sonreír.

“…no pudimos ignorar la angustia de su llanto y fue evidente su completo abandono. Espantamos el enjambre de insectos que le rodeaba y cuando intentamos acariciarla, lloró con más fuerza.”

“…solo se nos ocurrió ofrecerle una botella de plástico a la que apenas le quedaba un dedo de agua. La bebió con tal avidez que le subimos otra que teníamos en la canoa. El agua logró calmarla.”

Su padre la dejó sola y no pensaba regresar en varios días (SH-M)

Su padre la dejó sola y no pensaba regresar en varios días (SH-M)

“…nos llamó la atención su dentadura porque habíamos creído que era una bebé de meses no sólo por su raquítico tamaño sino porque no podía ponerse de pie. Era evidente que sufría una alarmante desnutrición.”

“Cuando les informé de que nos la llevábamos, les pareció bien. “El papá dijo que de todas formas iba a morir” …nadie se despidió de la pequeña. Parecían aliviados de que les quitáramos una carga.”

Por desgracia esto ocurre en nuestras comunidades algunas veces. Nosotros trabajamos para cambiar esa cultura, les enseñamos que a los hijos los tienen que cuidar, que sean responsables, pero aunque la mayoría lo hace, no todos atienden”

“…El médico diagnosticó desnutrición, la remitió a Quibdó y la dejó toda la noche con suero. “Cómo debía estar que consumió enseguida dos bolsas”, comentó una mujer.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s