Un policía tendrá que indemnizar con 6.000 euros a un conductor por detenerlo de forma ilegal

Fuente: 20Minutos. Un policía tendrá que indemnizar con 6.000 euros a un conductor por detenerlo de forma ilegal.

El Tribunal Supremo ha condenado a Juan José B. M., policía del Grupo de Homicidios de Sevilla, a ocho años de inhabilitación por la detención ilegal de José Miguel V. L., un conductor con el que había tenido un incidente de tráfico.

Además, eleva la indemnización que tendrá que pagar a la víctima de 89 a 6.000 euros.

El abogado que ejerció la acusación, Juan Manuel Mora, ha informado de que la sentencia eleva de manera considerable la indemnización al conductor porque, como consecuencia de la “falsa denuncia” del policía, el conductor fue “detenido ilegalmente”.

Además pasó toda una noche en los calabozos, estuvo un día privado de libertad y durante 16 meses se tuvo que personar en un juzgado los días 5 y 19 de cada mes. Con su pistola rompió la ventanilla y sacó al conductor “violentamente del coche”.

Los hechos ocurrieron sobre las 15.30 h del 6 de octubre de 2009, cuando el acusado, inspector del Cuerpo Nacional de Policía, conducía su motocicleta vestido de paisano y tuvo un incidente de tráfico con participación de varios vehículos.

Poco después, cuando circulaba por la autovía A-49 en dirección a Sevilla, el acusado oyó un claxon y pudo ver por el espejo retrovisor a uno de los coches que intervinieron en el incidente, por lo que pasó al carril de su derecha para dejarle la vía libre.

Después de que el coche, conducido por José Miguel V. L., hubiera adelantado a la motocicleta que conducía el acusado, este empezó a hacer señales con la mano para que parara, por lo que el conductor detuvo el vehículo en el arcén.

“La has cagado, soy policía”, dijo el acusado al conductor, si bien no le mostró identificación alguna, ni le exhibió la placa, ni le dijo su número de carné profesional, según la sentencia ahora confirmada.

El agente se puso delante del coche del conductor para impedir que se fuera, con su pistola rompió la ventanilla del conductor, lo agarró por la corbata y “lo sacó violentamente del coche”.

Posteriormente llamó a sus compañeros del Grupo de Homicidios, “dio su versión de los hechos” y consiguió que detuvieran al conductor en el puesto de La Pañoleta donde la Guardia Civil le había sometido a una prueba de alcoholemia.

El Supremo considera demostrado que el policía “construyó un supuesto de detención” e hizo un “relato con apariencia de base legal” para conseguir que sus compañeros de Homicidios “llevasen a cabo una privación de libertad que no procedía en ningún caso”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s