Robar en un supermercado pasará de falta a delito en el nuevo Código Penal

Fuente: El Confidencial Digital. Robar en un supermercado pasará de falta a delito en el nuevo Código Penal

El Corte Inglés, Mercadona, Carrefour… han conseguido que el ministro Gallardón incluya sanciones de hasta 18 meses de cárcel por hurtos en grandes superficies

Robar en un supermercado será delito en el nuevo Código Penal que elabora el Gobierno. Contemplará condenas de más de un año de cárcel por los hurtos en grandes superficies. Alberto Ruiz-Gallardón ha aceptado la propuesta de las empresas de distribución más importantes del país para frenar el aumento de las sustracciones en sus centros.

Centro comercial de El Corte Inglés.Centro comercial de El Corte Inglés.

 Según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes del Gobierno, el Ministerio de Justicia incluirá en el texto definitivo del nuevo Código Penal esta modificación tan relevante para los centros comerciales y grandes supermercados.

Estas prácticas pasarán a ser delitos y a estar castigados con penas de entre 6 y 18 meses de cárcel. Eso sí. Se incluirá como atenuante, explican, la situación económica cuando el valor de lo sustraído no supere los 1.000 euros.

En todos los demás supuestos se considerará delito de hurto, independientemente de la cuantía sustraída. El límite que establece la legislación actual para ser tipificado como delito es el apropiamiento indebido de más de 400 euros.

Reuniones del sector de la distribución con Gallardón

Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD confirman que este cambio ha sido posible gracias al trabajo discreto de la Asociación Española de Codificación Comercial (AECOC).

Representantes de este colectivo se han reunido en los últimos meses con altos cargos delMinisterio de Justicia, la Fiscalía General del Estado y el Consejo General del Poder Judicial para que sus reclamaciones se tuvieran en cuenta en la redacción del nuevo texto legal.

La patronal AECOC representa a las empresas más importantes del sector de la alimentación y distribución en España como El Corte Inglés, Mercadona, Coca Cola, Caprabo, Fnac, Carrefour y Mango.

La propuesta ha sido aceptada por el Gobierno

El proyecto de ley de reforma del Código Penal se encuentra todavía en fase de tramitación parlamentaria. Algunas fuentes políticas dudan de que vaya a ser aprobado en esta legislatura.

Sin embargo, según las fuentes consultadas, el ministro Gallardón ya ha trasladado a los directivos del sector de los grandes de la distribución que esta medida será incluida en la nueva normativa ante el aumento de los hurtos en centros comerciales en los últimos años por la crisis.

130.000 hurtos en supermercados y tiendas en 2013

En 2013, se produjeron en España más de 130.000 hurtos en supermercados, grandes almacenes y pequeñas tiendas de barrio, según fuentes del sector.

Hay que tener en cuenta, sin embargo, que –según datos del propio sector- sólo se denuncian un 18% de las sustracciones. Motivo: con la ley actual, no sirve de mucho interponer una denuncia.

Anuncios

Fuerte polémica por la iniciativa del PP para sacar a las embarazadas de las aulas

Fuente: Iniciativa Debate. Fuerte polémica por la iniciativa del PP para sacar a las embarazadas de las aulas

Ana Guijarro, diputada regional del PP, durante una intervención en la Asamblea Regional de Murcia.

El Pajarito | 02/05/2014

La decisión del PP de sacar a las jóvenes embarazadas de las aulas para evitarles la “vergüenza”, a través de un programa de educación a distancia, ha provocado una gran polémica y los partidos de las oposición se oponen a esta iniciativa.

La diputada regional del PP Ana Guijarro ha sacado adelante en la Asamblea Regional, con los votos de su partido, una moción con la que pretende ayudar a las embarazadas a compatibilizar sus estudios con su circunstancia personal y evitar que la “vergüenza” que puedan sentir de cara a sus compañeros les lleve a abandonar su formación.

Tanto la finalidad como el procedimiento propuesto (facilitar un cauce para que esas adolescentes sigan con su formación fuera del centro educativo, también después de tener a su hijo), desencadenaron un agrio debate con el PSOE e IU-V. Sus diputados María del Carmen Moreno y José Antonio Pujante se lo tomaron como una medida innecesaria y discriminatoria. Este último dijo que puede ser “inconstitucional”.

Guijarro, que es la diputada más joven de la Cámara, defendió esta iniciativa alegando que las jóvenes que se quedan embarazadas “suelen abandonar su formación por la vergüenza que les supone acudir a clase en ese estado”. También indicó, en su primera intervención, que a veces no pueden soportar el peso de las dificultades para compatibilizar los estudios con su vida personal y las obligaciones que les supone la maternidad.

En la moción del PP se propone que estas mujeres obtengan el apoyo para poder continuar con sus estudios desde casa, y evitar que se vean tentadas a abandonar su educación. “Nuestra labor es la de fomentar la formación y apoyar a las madres que quieran serlo y facilitarles las medidas para ello”, apostilló Guijarro. A su juicio, habilitar ese cauce formativo “será muy positivo para las chicas que se encuentren en esa situación y lo soliciten”, añadió. De esta manera, indicó, se evitarán situaciones de fracaso y abandono de los estudios que pueden lastrar el futuro de muchas mujeres.

Los argumentos de Guijarro soliviantaron a los diputados de la oposición, que ya habían manifestado antes del Pleno su intención de oponerse con vehemencia a la iniciativa. La diputada socialista María del Carmen Moreno defendió una enmienda a la totalidad en la que reorientó la cuestión. “Si quieren ayudar a las madres jóvenes, deben contribuir con más programas específicos que faciliten el cuidado de los menores, a fin de que estas madres no tengan que interrumpir sus estudios y puedan permanecer en el sistema educativo hasta que sus capacidades e intereses lo permitan”, indicó durante la sesión.

Pujante apoyó su idea de crear programas que faciliten el cuidado de los hijos para que sus madres no tengan que interrumpir sus estudios.

La solución propuesta por el PP está mal planteada, según Moreno. “La educación a distancia está regulada en la Región de Murcia para los mayores de edad y para aquellos menores que padezcan una enfermedad grave que les impida desplazarse a su centro de estudios”, explicó la diputada socialista. A su juicio, las embarazadas “no entran en ninguna de estas categorías: ni son chicas enfermas ni el embarazo les impide asistir al centro educativo”.

IU-V también votó en contra de la moción del PP al considerar que lo que solicita “ya lo contempla la legislación”. Además, el portavoz del Grupo Mixto y único diputado de esta formación consideró que la moción aprobada “puede ser inconstitucional, porque va contra el principio de igualdad entre los sexos”. “Se habla de las embarazadas y de las madres jóvenes, ¿por qué no de los padres? Y si la razón es el sentimiento de vergüenza que pueda sentir una joven embarazada, me pregunto qué hace falta para plantarse lo mismo con las personas de raza negra y con quienes sufren con alguna discapacidad por la vergüenza que pueda darles”, añadió el diputado.

Fuente: http://elpajarito.es/region/157-politica/8119-fuerte-polemica-por-la-iniciativa-del-pp-para-sacar-a-las-embarazadas-de-las-aulas.html

Otros medios

La Verdad: El PP sacará a jóvenes embarazadas de las clases para evitarles la «vergüenza»

Europa Press: “SUELEN ABANDONAR SU FORMACIÓN POR LA VERGÜENZA”

 

Tras la ‘fuga’ de Aguirre, González en cuestión por un coche aparcado en una plaza para minusválidos

Fuente: El Plural. Tras la ‘fuga’ de Aguirre, González en cuestión por un coche aparcado en una plaza para minusválidos.

La Comunidad de Madrid anuncia “acciones legales contra agentes de movilidad y La Sexta por difundir una información falsa”

El presidente madrileño, Ignacio González. Foto: Comunidad de Madrid

El PP madrileño va de susto en susto. Después de que Esperanza Aguirre la liara gorda a principios de abril con su fuga de la Gran Vía, ahora Ignacio González es el protagonista de otra hazaña de circulación, que la Comunidad de Madrid ha negado. En un comunicado difundido por EFE, el Gobierno madrileño considera “falsa” la “supuesta retirada por parte de una grúa municipal del coche del presidente” madrileño, este sábado, ” en las inmediaciones de la Plaza de toros de Las Ventas”. La Comunidad ha anunciado que emprenderá “acciones judiciales contra agentes de Movilidad” y La Sexta por “difundir” la información.

Acciones contra un responsable de una asociación policial
La Comunidad aclara que adoptará las mismas acciones “contra un responsable de una asociación de la Policía Municipal que desde anoche alrededor de las 23 horas hasta hoy ha estado enviando mensajes a varios periodistas” indicando que el coche de González estaba estacionado en una plaza reservada para minusválidos. El Gobierno madrileño anuncia que adoptará también acciones judiciales contra la cadena de televisión La Sexta, “único medio de comunicación que ha recibido este bulo y no lo ha contrastado, por difusión de información falsa no comprobada”.

Contra el derecho al honor y a la imagen
Según explica el comunicado de la Comunidad de Madrid,  interpondrá su denuncia por “difusión de información falsa y atentado contra el derecho al honor y a la imagen” y, también, por ataque a la intimidad del presidente madrileño al haberse difundido la matrícula de un vehículo que “se atribuye de manera absoluta y rotundamente falsa” a Ignacio González.

Tras el escándalo de Aguirre
El anuncio de acciones legales de la Comunidad de Madrid contra los agentes de movilidad por el supuesto “bulo” sobre el coche de González sucede después del escándalo que protagonizó Aguirre en la Gran Vía, que terminó arrolando la moto de un agente que le había multado por aparcar en el carril bus. La primera reacción de la líder del PP madrileño fue acusar a los agentes de movilidad de mentir, aunque luego admitió su infracción y pidió disculpas.

¿Qué hará ahora Botella?
Entonces, el Ayuntamiento de Madrid salió en defensa de los agentes de movilidad al  subrayar su “presunción de veracidad”. Además, insistió en que “la ley es igual para todos”. El Gobierno de Ana Botella, posible rival de Aguirre por la Alcaldía de la capital, dio por buena la versión de los funcionarios y confirmó que la líder del PP madrileño no aportó toda la documentación que le era requerida por los agentes.

La Guardia Civil pone un chiste sobre Carrero como ejemplo de enaltecimiento del terrorismo

Fuente: La Marea. La Guardia Civil pone un chiste sobre Carrero como ejemplo de enaltecimiento del terrorismo.

MADRID // La Guardia Civil ha detenido hoy a 17 personas acusadas de enaltecimiento del terrorismo por sus comentarios en Twitter y Facebook, en el marco de la denominada Operación araña, que se ha desarrollado en Euskadi, Castilla y León, Asturias, Cataluña, Navarra y Galicia. En el vídeo que la Benemérita ha publicado en su página web, aparecen algunos de los tuits ejemplificando los comentarios que ha llevado a la detención de sus autores. La operación ha sido ordenada por el juez Eloy Velasco de la Audiencia Nacional.

Uno de los mensajes que aparece en el vídeo, en el minuto 2:01, es un “chiste” sobre el asesinato del almirante Carrero Blanco, quien fue presidente del gobierno franquista y fue asesinado por la banda terrorista ETA en el año 1973. El tuit en cuestión fue publicado por la cuenta @argala_ el pasado 9 de enero, e incluía una fotografía de Carrero con el texto “Yo quiero VOLAAAAAAAAR y VOLAAAAAAAAAAAAAAAR”:

Estas detenciones por comentarios en redes sociales no han sido las primeras. El pasado 25 de abril se supo que la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, pidió cuatro años de cárcel para un usuario de las redes sociales por una campaña de insultos en twitter contra ella.

 

“Cuando entro por la puerta del cuartel vuelvo al siglo XX”

Fuente: Público. “Cuando entro por la puerta del cuartel vuelvo al siglo XX”.

El teniente en activo Luis Gonzalo Segura denuncia abusos, casos de corrupción e impunidad en el seno de las Fuerzas Armadas. En su novela ‘Un paso al frente’ trata de ofrecer un testimonio literario de estos problemas y ha conseguido ya levantar antes de su publicación “un movimiento de solidaridad” para reivindicar la “regeneración” de los ejércitos españoles. Después de su publicación este lunes, teme ser arrestado o expulsado

LUIS GIMÉNEZ SAN MIGUEL Madrid 21/04/2014 07:00 Actualizado: 21/04/2014 08:00

El teniente Luis Gonzalo Segura.

El teniente Luis Gonzalo Segura.

“En Portugal un militar puede manifestarse, puede hablar con la prensa, puede mostrar su ideología política… Allí se concibe que el Ejército forma parte de la sociedad y ésta es plural, con gente de derecha y de izquierda”. Son unas Fuerzas Armadas como le gustarían al teniente Luis Gonzalo Segura en España. Muy diferente es el caso de España. Autoritarismo y corrupción, como dos caras de una misma moneda, son fenómenos que este oficial de 36 años ha vivido todos estos años en los cuarteles, una realidad que hace recordar a los pasajes de La Forja de un rebelde en los que Arturo Barea describió a los ejércitos españoles en África a principio de siglo XX. Recurrir a la justicia militar no le ha servido de nada, pese a que ya ha puesto cuatro denuncias y ha presentado pruebas sobre irregularidades en los presupuestos. Y por eso ahora quiere contar que pasa al interior de las Fuerzas Armadas a la sociedad, esa misma que dio la espalda al estamento cuando la mili fue abolida en 1996. Así espera conseguir algo de eco. Como reclamo, ha escrito el libro Un paso al frente, una novela que sin embargo es un testimonio único de lo que ocurre de puertas para dentro en las Fuerzas Armadas.

Este lunes lo presenta públicamente y es el día de su lanzamiento. En la presentación estará arropado por representantes de prácticamente todas las asociaciones de militares. Y, reconoce, que es muy posible que después de ese acto sea arrestado o incluso puede que pierda su trabajo. En cierta medida depende del apoyo que reciba tanto de los militares como la sociedad. Muchos de los primeros ya han tomado partido. Antes de haber sido publicado el libro ya son cientos o miles los miembros de las Fuerzas Armadas que le han escrito o mostrado su apoyo a través de Internet. Y han abarrotado los actos de presentación previos que ha hecho. “Más que un libro, es una lucha por los derechos y la igualdad en el mundo militar”, como el propio Segura lo define. En la entrevista, fiel a su objetivo, prefiere no hablar mucho del libro, sino del objetivo que lo atraviesa: la denuncia del autoritarismo y las prácticas fraudulentas que, por lo visto, son demasiado cotidianas entre los altos mandos de los ejércitos.

-¿Cómo ha sido su evolución hasta llegar a dar este paso tan difícil?

Yo estaba estudiando Geografía en la Universidad. Y nos llevaron de visita al centro geográfico del Ejército. Es una experiencia que impresiona y en ese momento lo vi claro. Entré al Ejército. Era 2001 y en ese momento el país vivía empanado, todo era bueno y genial. Y los militares, que somos personas también, vivíamos tan empanados como los demás. Lamentablemente, cuando empiezas a entrar te das cuenta que hay muchas cosas que no son como te habías imaginado.

Franco muere y llega la Transición. Pero hasta el final de los 90 nadie toca el Ejército lo más mínimo. Y aún después, ningún ministro lo ha reformado en profundidad y los altos mandos han ido pasando de padres a hijos con las mismas tradiciones.

Un teniente del siglo XXI que llega al cuartel aprende que los abusos forman parte de sus atribuciones y reproducirá ese comportamiento. Los que llevan más tiempo son los que mandan. ¿Cómo desde abajo les haces entender a los de arriba que esto tiene que cambiar? Las Fuerzas Armadas solo pueden cambiar con ayuda de la sociedad. Este es el valor de libro, llevar esta problemática oculta a la sociedad.

-¿Cómo es ese mundo de los altos oficiales que denuncia en el libro?

Yo vivo en el siglo XXI, pero entro por la puerta del cuartel y veo el siglo XX. Hay represión e impera una ley del silencio. Es una sociedad jerarquizada, clasista y dividida en castas, como un estado feudal. No puedo hablar, no puedo manifestarme, no puedo expresarme, no puedo ni siquiera decir que hay corrupción. Esto es una locura. Así, el libro es un documento útil para la sociedad y vital para los militares. Porque somos nosotros los que necesitamos que la sociedad sepa lo que ocurre.

Hasta llegar a la casta dirigente, el resto somos personas con distintas ideologías, es bastante plural. Pero la casta, que es endogámica y pasa de padres a hijos, tiene una ideología bastante homogénea y peculiar, una forma de pensar de otro tiempo. El problema es que las cúpulas y los altos mandos han conseguido identificarse con la institución. Hasta tal punto que si yo denuncio estas cosas parece que ataco a la institución. Y no es así, al contrario. Como quiero a la institución quiero que cambie.

Cualquier que lea el libro va a tener una idea clara de la vida militar y de lo que pasa en los cuarteles, de los privilegios, los abusos y la corrupción. Impera un sistema de castas. Los oficiales de la escala superior se autodenominan blancos. Los suboficiales son negros. Los oficiales que vienen de la antigua escala media, que son los que vienen de suboficiales, les denominan mestizos. Y la tropa es chusma. Y yo, que soy un oficial de complemento, que ha entrado con una titulación universitaria, soy un milcompniano. Como un mercenario. Para ellos yo estoy por dinero en las Fuerzas Armadas. Es como una clasificación racial de las escalas.

¿Cuál es el problema de este libro? Que lo que cuento no es extraordinario. Si fuera algo coyuntural sería fácil de solucionar. Pero el problema es estructural. Las Fuerzas Armadas están enfermas y necesitan ser regeneradas.

-¿Tiene pruebas de los casos de corrupción que denuncia?

Por poner un ejemplo. Yo hice un inventario de material informático y descubrí que había un desfase del 25% del material, que son 5 millones de euros. Lo pongo en conocimiento de un juez y espero que se haga una auditoría. Pero no pasa nada.

Si puedo escamotear a la hacienda militar 5 millones de euros tan fácilmente, ¿qué no puedo escamotear para comprarme un coche? Y no es que los militares sean todos malísimos ni especialmente corruptos. Son personas, igual que los que nos gobiernan. En los ayuntamientos y muchas administraciones públicas se ven muchos casos de corrupción. ¡Qué raro que en el Ejército no haya ninguno!

Lo que yo pido es que se haga una auditoría. Es muy importante que el alto mando militar sienta que es auditado. El hecho de sancionar a unos cuantos va a suponer un aviso a todos los demás. Y que los altos mandos sepan que se les hacen auditorías cada cierto tiempo les va a hacer pensárselo.

Aunque la justicia civil no funcione del todo bien, hay muchos políticos que están pasando por el juzgado. Bárcenas está en la cárcel. Y eso hace que muchos otros se lo piensen. En el mundo militar no. ¡Imagina si los políticos sintieran que tienen impunidad absoluta!

-¿Y la tropa?

La tropa se está jugando la vida en misiones y lo están haciendo por dos duros. Y a los 45 años les van a echar a la calle. ¿Dónde va un militar de 45 años? ¿Se merece que le abandonen? Es lamentable, más aún cuando hay coroneles que nos cuestan un dineral y están mandado residencias y piscinas.

Cuando llega la crisis económica se para el acceso a tropa y se cargan a 10.000 soldados, a pesar de que la pirámide está invertida, sobran oficiales. Ahora mismo hay 78.000 militares de tropa y 52.000 mandos. Hay casi más mandos que soldados, es una locura. Y cada años siguen sacando 300 plazas de oficiales, también con la Universidad de la Defensa, que ha sido un fracaso.

Hace poco pusieron los viajes militares por Europa. Son 15 días de vacaciones por 700 euros, un chollo, con subvención pública. Pues hay unos cupos establecidos y la tropa no tiene acceso a esos viajes. Si es una acción social, tendré que dárselos a los más necesitados, al señor que es soldado y gana 900 euros y que si no es con esta ayuda no va a poder hacer un viaje de estos en su vida. Pues no, se lo damos al general, al que gana 6.000 euros todos los meses. Y a costa de todos los ciudadanos.

En los clubes militares no dejan entrar a los soldados. ¿Por qué? Es solo para oficiales, las piscinas, los campos de golf… viven con todo tipo de lujos.

Para ascender habría que establecer criterios objetivos, a modo de oposición, en vez de las calificaciones y las medallas, que son criterios muy subjetivos.

-¿Por qué recurre al formato de novela para hacer acusaciones tan serias?

Si fuera un relato de mis vivencias sería infumable y se lo leería poca gente. El formato novela me da una base con la que poder intentar que la masa incomible de información se pueda digerir de forma más amena y, además, me permite ponerme en el lugar de la otra parte, incluso para odiarla. Yo me puedo vestir de general y asumir su papel e intentar ver cómo ven ellos el mundo.

No es un buen libro en el sentido literario, pero es un documento útil para personas que jamás han tenido contacto con el mundo militar y también para personas que hicieron el servicio hace 20 o 30 años, porque les va a servir para comprobar si efectivamente han evolucionado o no. Viene a cubrir un vacío, es un relato muy importante para la sociedad. El servicio militar obligatorio no tenía sentido, pero cuando se suspende la inmensa mayoría de los españoles pierden todo el contacto con las Fuerzas Armadas.

También he escrito el libro porque si simplemente voy a los medios de comunicación el poso de esa noticia pasa. El ciudadano se ha olvidado al día siguiente. Pero si escribes un libro y la gente lo lee la idea perdura más en la sociedad. Este libro es necesario. ¡Lo único que le falta es estar bien escrito! Así que a ver si mejores plumas se atreven a escribir sobre este tema y éste pasa al olvido.

-El libro lleva a los personajes a Afganistán. ¿Qué ven allí?

Yo estuve muy poco tiempo en Afganistán, haciendo una inspección de material informático. Esa es la parte más novelada del libro. Narro la Batalla del 4 de abril, un suceso que tuvo lugar en Irak, aunque en el libro la traslado a Afganistán. Es la batalla más importante en la que han participado las fuerzas españolas en los últimos 30 años, muy sangrienta. Son unos sucesos que también conviene recordar, aunque sea de esta forma.

España estaba en campaña electoral y dijo que no querían meterse a fondo en la guerra para no tener bajas. Entonces, los americanos se dan cuenta de que nosotros nos vamos y nos quieren involucrar. El Ejército español hace un papel muy bueno porque es un papel de ONG. Invertimos dinero, damos trabajo, reparamos sus edificios y sus puentes. Hacemos una labor humanitaria espectacular. No somos una fuerza de choche, salvo que sea necesario para defendernos.

Para involucrarnos, los americanos secuestran al lugarteniente de un líder enemigo muy importante. Y las tropas americanas van vestidas con uniformes españoles y hablando español, para que los testigos corran la voz. Así introducen a España en la guerra. De la noche a la mañana las tropas españolas pasan a estar en el punto de mira. Y son atacadas. Es algo sobre lo que hay poca información, pero algo sí que hay. Pero en el libro lo novelo mucho y metro hechos ficticios.

-¿Ha recibido presiones desde que empezó a denunciar?

Están intentado presionarme. Quieren que me dé de baja psicológica. Me han bajado el sueldo 150 euros. Y lo han hecho porque sí. Yo sé que me van a calumniar y que se inventarán historias contra mí. Porque son así.

En los últimos dos años han ido bajando mis calificaciones. Yo he puesto ya varias denuncias en el juzgado militar. Cuando denuncias crees que el juez impondrá justicia con severidad, que es lo que se espera de un militar. Pero es todo lo contrario. Da igual las pruebas que presentes que el juez no va a condenar a nadie.

Les mensaje que transmiten los altos mandos es de impunidad. “Podéis hacer lo que queráis”. Y al final esto se materializa en que la impunidad, unida a la ley del silencio y un aparato represor muy potente, hace que haya cantidad de corrupción y abusos y que sean públicos. No necesitan esconderse porque no les va a pasar nada. Si llevas un tema a un juez lo va a tapar. El juez solo va a impartir justicia si el tema llega a los medios de comunicación.

Si un militar se sale de la línea y dice que algo está mal o denuncia se le empieza a calificar de forma más baja de lo normal. Si pasa eso no asciendes o lo haces de forma más lenta. Y eso es perder dinero y además puedes perder la vacante, por lo que puede que te toque ir a otra ciudad sin tu familia. Pierdes dinero, prestigio, los mandos te dan de lado y puedes separarte de tu familia. Así, es muy humano que la gente no se atreva a dar el paso

El Ejército es un estado medieval en el que el rey es el ministro y los altos oficiales los señores feudales. Y pasa lo mismo que en esos estados, en los que el rey no tenía prácticamente ningún poder. El que manda es el coronel o el general de turno. Da igual que haya una orden ministerial, el oficial es el que manda y si te quejas prepárate.

-¿Qué riesgos corre ahora al publicar el libro y decir todo esto ante los medios de comunicación?

Sólo hay que mirar casos parecidos para saberlo. El presidente de Asociación Unificada de Militares Españoles, Jorge Bravo, recomendó que se redujesen los gastos superfluos en el ámbito militar antes que hacer recortes sociales en otros ámbitos. Pues sólo por eso le arrestaron un mes y un día y le enviaron a un centro disciplinario, que es igual que una cárcel. No tuvo que ir a juicio, fue un parte por falta grave. Es un juicio parcial, el que pone el parte es el que te juzga. Y además ese señor no tenía potestad para hacer eso. Pero lo hizo.

O la capitán Cantero, que ganó un juicio por acoso sexual contra un coronel, que fue condenado a más de dos años de prisión. Ganó el juico, pero luego la intentaron acusar de deslealtad. Luego se demostró que las pruebas con las que le acusaban eran falsas, pero aún así ella fue expedientada. Todo por haber denunciado que sufría acoso sexual.

Si yo veo lo que les ha pasado a estos dos, me imagino que a mí me van a encerrar o me van a abrir un expediente y me van a enviar a la calle. Ahora bien, si tomo como referencia al teniente coronel Ayuso que habla en Intereconomía diciendo que la Constitución es bastarda y espuria pues no me pasará nada.

¿Apoyos?

En el ámbito militar la repercusión ha sido máxima. Me han llamado de todas partes de España. Y son los propios militares los que me están preparando las presentaciones del libro. El militar tiene miedo, mucho miedo, pero llega un momento en el que no pueden más.

Además, los soldados no tienen formación de derecho y es muy difícil escribir una denuncia. Si aún así lo hace, irá el capitán y le dirá: “Si haces eso te voy a machacar”. Y como te puede machacar, y lo sabes, hay mucha gente muy resignada y viviendo situaciones dramáticas. Pero no pueden contarlas, porque no hay libertad de expresión. No puede protestar, porque no hay libertad de manifestación y las asociaciones están todas contra la pared.

El libro se está convirtiendo en un movimiento. En las presentaciones hay cientos de personas. Yo todavía no he visto un documental en televisión que hable sobre las Fuerzas Armadas. Y hay muchos de nosotros dispuestos a hablar. Hay que contar lo que pasa y llegará el momento en el que los altos mandos se sentirán desnudos.

Arranca el juicio contra el juez del ‘caso Blesa’ por prevaricación

Fuente: Cadena Ser. Arranca el juicio contra el juez del ‘caso Blesa’ por prevaricación

Durante el juicio declararán como testigos contra Silva el expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, su abogado y los fiscales del caso

PILAR VELASCO   21-04-2014 – 07:16 CET

Comienza la vista oral en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid contra Elpidio José Silva por presuntos delitos de prevaricación, detención ilegal y retardo malicioso en la administración de la justicia durante la instrucción de los créditos millonarios del expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, a Gerardo Díaz Ferrán y la compra del City National Bank de Florida.

El juez Elpidio José Silva, en una imagen de archivo– (EFE)

Todavía no ha pasado un año desde que el magistrado del Juzgado Número 9 de Madrid, Elpidio José Silva, enviara a Miguel Blesa a la cárcel a raíz de la instrucción por la venta del City National Bank de Florida. La primera vez el banquero salió de la cárcel de Soto del Real tras pagar una fianza de 2,5 millones de euros. En la segunda, sin fianza, sólo lo hizo cuando la Audiencia de Madrid determinó que la instrucción se había abierto sin garantías. Semanas después, el caso dio un giro y la Fiscalía de Madrid se querelló contra el magistrado -a instancias del banquero- por prevaricación, dos delitos contra la libertad individual de Miguel Blesa y retraso intencionado durante la instrucción de la causa.

Hoy Elpidio José Silva se sienta en el banquillo en un juicio que considera “amañado” de antemano e inmerso en el lanzamiento de su candidatura política de cara a las europeas de mayo. Está previsto que el juicio oral en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) dure toda la semana. La Sala estará compuesta por los magistrados Arturo Beltrán Núñez, Ana tardón y Eduardo Urbano, después de que los jueces de la Sala, Francisco Javier Vieira y Susana Polo, se hayan apartado del tribunal recusados por Elpidio José Silva.

Tras las cuestiones previas, Silva será interrogado a petición de la Fiscalía y las acusaciones de Miguel Blesa, su abogado Carlos Aguilar y el letrado del exdirigente de la CEOE, Gerardo Diaz Ferrán.

Después pasarán por la Sala una veintena de testigos. Por un lado, el ministerio público ha pedido que declaren los agentes de policía judicial que instruyeron el caso. Después, también en calidad de testigos, lo harán Miguel Blesa, su abogado Carlos Aguilar y dos peritos de KPMG autores del informe sobre los créditos supuestamente irregulares de Caja Madrid a Díaz Ferrán.

A partir del 24 de abril, testificarán los dos fiscales que llevaron el caso, Yolanda Conejero y Agustín Hidalgo; además de varios funcionarios del juzgado Número 9 de Madrid de Silva. El magistrado sustituto que se hizo cargo de la instrucción tras la recusación a Elpidio José Silva, Juan Antonio Toro, también testificará a petición de la acusación de Miguel Blesa. Por parte del pseudosindicato denunciante, Manos Limpias, Miguel Bernard y Luis Pineda cerrarán la ronda de testificales.

En su escrito de acusación, la Fiscalía mantenía que Silva dictó resoluciones “frontalmente contrarias a Derecho”, “arbitrarias y carentes de motivación” en la instrucción de los créditos millonarios al expresidente de la patronal, Gerardo Díaz Ferrán.

El ministerio público pide 30 años de inhabilitación para Silva, aunque sólo podría estar fuera de la carrera judicial el máximo de 20 años.

Los correos de Blesa se libran del banquillo

Los más de 5.000 correos electrónicos corporativos de Miguel Blesa intervenidos en los servidores de Bankia durante la instrucción no formarán parte de las pruebas admitidas por la Sala. Según fuentes de la Fiscalía, primero, porque están anulados. Pero sobre todo, porque Silva no los utilizó para mandar a Blesa a la cárcel. Sólo se han incorporado los que utilizó la Guardia Civil en sus informes. En concreto, una veintena de emails entre Blesa, Díaz Ferrán y los directivos de Caja Madrid con las gestiones presuntamente irregulares para la concesión de créditos millonarios que fueron a parar a empresas y familiares del exdirigente de la patronal. Además, se incluirán dos mails recogidos en los autos de prisión sobre la venta del banco de Florida.

Resistencia Galega está tras los incidentes más graves del 22M ¿Seguro?

Después de leer esta noticia redactada por Fernando Lázaro surgen una serie de dudas.

  • El Mundo sigue dando por válidas esa muleta-cuchillo y ese tirachinas con bolas de acero como munición a pesar de que se ha demostrad que pertenecen a incautaciones del pasado. El portavoz del CEP ha mentido y difundido esta noticia en varios canales de televisión.
  • Ahora que ETA está en sus momentos mas bajos, vamos a crear un nuevo grupo terrorista para convertirlo en cabeza de turco. Este párrafo lo dice todo: “Resistencia Galega cuenta con una estructura militar (en la que hay legales e ilegales, como en ETA) y con un método de captación. Son además clave sus grupos de financiación y de falsificación. En definitiva, un modelo organizativo muy similar al que históricamente tenían ETA y su entorno.”
  • Acusan a Resistencia Galega pero no aportan ninguna prueba de cómo han llegado a esa conclusión, simplemente acusan.  Se basan en argumentos como este: “Así, informes remitidos por los servicios antiterroristas a la Audiencia Nacional constatan que Resistencia Galega «puede ser considerada como una organización autónoma dentro del entramado del autodenominado Movimiento de Liberación Nacional Galego, del que se nutre y apoya, presentando características claramente definidas y reuniendo los requisitos necesarios para ser considerada una organización terrorista».”

Pero por el momento, NO SON UNA ORGANIZACIÓN TERRORISTA.

Junto con la afirmación de El País sobre los datos de participación del 22M (50.000 asistentes) y esto, está claro la línea editorial de estos dos grandes periódicos.

Pedro González.

 

Fuente: El Mundo. Resistencia Galega está tras los incidentes más graves del 22-M.

  • Los radicales viajaron de forma escalonada a Madrid para evitar el control policial
  • Según la Policía, estos jóvenes idearon los episodios de violencia contra los agentes
 
 

Se convirtieron en los grandes protagonistas de la jornada, los que han dejado marcada la fecha del 22-M como una jornada de altercados muy violentos. Los jóvenes que protagonizaron los incidentes más graves el pasado sábado, incluyendo los ataques a numerosos policías, están vinculados con Resistencia Galega, un grupo antisistema muy radical, cuyos integrantes han sido incluso condenados en la Audiencia Nacional por terrorismo.

Los militantes de este grupos son herederos del antiguo Exercito Guerrilleiro do Pobo Galego Ceibe, una trama terrorista que fue desmantelada por las Fuerzas de Seguridad del Estado.

Durante los últimos años, los episodios de violencia callejera, de terrorismo de baja intensidad, por parte de esta trama en Galicia han sido constantes. Y por este motivo, el último grupo desmantelado por la Policía fue acusado ya en la Audiencia Nacional de terrorismo, entre otros delitos.

Según explicaron fuentes policiales, un potente grupo de jóvenes llegados desde Galicia y pertenecientes a esta organización lideraron los episodios más violentos contra la Policía, con lanzamientos de piedras y agresiones de extrema dureza. Venían perfectamente organizados y llevaban encima material para ejercer la violencia urbana. Tras protagonizar los incidentes, se retiraron antes de que los agentes antidisturbios pudieran detectarles y detenerles.

No fueron detectados

Según las fuentes consultadas, la llegada de estos radicales gallegos no fue detectada por los servicios de información de la Policía. Las previsiones se centraron en la posible actuación de los extremistas afincados en Madrid, que están perfectamente localizados. Pero la violencia llegó desde fuera.

Los jóvenes de Resistencia Galega no se desplazaron en las autodenominadas «columnas» para evitar ser detectados. Viajaron hasta Madrid por sus propios medios y de forma escalonada, evitando así los controles de los servicios de información.

Según estas fuentes, los organizadores de los incidentes tenían todo medido. Cuando detectaron que la presencia policial aumentaba, después de poner en peligro la vida de varios agentes en el paseo de Recoletos, abandonaron la zona para evitar su detención.

Entre el material que utilizaron -parte del cual ha sido intervenido- había cuchillos, martillos, tirachinas, bolas de acero y palos que llevaban pinchos de hierro en la punta a modo de lanza. También había una muleta que camuflaba un cuchillo.

Según recoge el atestado policial, en total había alrededor de mil radicales violentos que se infiltraron entre el resto de manifestantes para despistar a los antidisturbios y ralentizar su actuación. Se han abierto diligencias policiales para aclarar si la irrupción de un camión de los bomberos en la zona de conflicto tuvo o no que ver con la actuación de los violentos.

Resistencia Galega cuenta con una estructura militar y con un método de captación

Desde hace meses, los servicios policiales ya vienen advirtiendo del radicalismo protagonizado porResistencia Galega y sus organizaciones satélites. Así, informes remitidos por los servicios antiterroristas a la Audiencia Nacional constatan que Resistencia Galega «puede ser considerada como una organización autónoma dentro del entramado del autodenominado Movimiento de Liberación Nacional Galego, del que se nutre y apoya, presentando características claramente definidas y reuniendo los requisitos necesarios para ser considerada una organización terrorista».

Resistencia Galega cuenta con una estructura militar (en la que hay legales e ilegales, como en ETA) y con un método de captación. Son además clave sus grupos de financiación y de falsificación. En definitiva, un modelo organizativo muy similar al que históricamente tenían ETA y su entorno.

Los incidentes del pasado sábado coincidieron con una renovación de cargos en las unidades de intervención policial. Hacía pocas semanas, el que estaba el frente de la Unidad de Madrid ascendió a comisario y fue destinado a Melilla, dentro del interés del Ministerio del Interior por reforzar el despliegue policial en las fronteras debido al aumento de la presión migratoria.

De hecho, este traslado vino acompañado, poco después y tras nuevas avalanchas en la frontera, con un refuerzo de unidades de las UIP en Melilla. La salida de este mando y la llegada del nuevo han coincidido así con las jornadas de violencia de este fin de semana y no son pocos los que vinculan posibles descoordinaciones con esta renovación.

En cualquier caso, los sindicatos policiales siguen insistiendo en que la Policía debe depurar responsabilidades, ya que entienden que existieron fallos graves en el dispositivo. Desde el Ministerio del Interior se explica que se ha abierto una «investigación interna»para conocer todos los detalles del despliegue y se insiste en que, si se detectan fallos, se actuará en consecuencia y se depurarán responsabilidades si fuera necesario.

Los sindicatos policiales tienen su punto de mira puesto en el jefe de la UIP de Madrid recién aterrizado, en el jefe de todas las UIP y en el comisario general de Seguridad Ciudadana. Y reclaman la destitución de todos ellos.

En los incidentes del pasado sábado, producidos al término de la llamada Marcha de la Dignidad, fueron heridos 67 agentes de Policía, algunos de ellos de gravedad. Tanto el balance como las imágenes de lo sucedido -en las que se aprecia cómo grandes grupos de manifestantes violentos atacan a la Policía con todo tipo de objetos- no tienen precedentes y han sembrado gran indignación en los colectivos policiales.

Los municipales piden investigar

Respecto a la polémica actuación policial en Madrid durante los graves disturbios del 22-M, los agentes municipales de la capital pusieron ayer el foco en la intervención de un camión de bomberos, reclamando una investigación que aclare si su irrupción pudo contribuir a que algunos manifestantes se acercaran a los policías para agredirles. En uno de los vídeos puede verse cómo varios radicales se suben al vehículo mientras que otros tantos corren detrás, aprovechando su parapeto, para ganar terreno en la batalla campal contra los antidisturbios, que finalmente fueron acorralados. Asimismo, la Asociación de Policía Municipal Unificada de Madrid se defendió de las críticas de los sindicatos de la Policía Nacional que también censuraron su entrada en escena. «Colaboraron cuando fueron requeridos», dijo su portavoz.