Tras la ‘fuga’ de Aguirre, González en cuestión por un coche aparcado en una plaza para minusválidos

Fuente: El Plural. Tras la ‘fuga’ de Aguirre, González en cuestión por un coche aparcado en una plaza para minusválidos.

La Comunidad de Madrid anuncia “acciones legales contra agentes de movilidad y La Sexta por difundir una información falsa”

El presidente madrileño, Ignacio González. Foto: Comunidad de Madrid

El PP madrileño va de susto en susto. Después de que Esperanza Aguirre la liara gorda a principios de abril con su fuga de la Gran Vía, ahora Ignacio González es el protagonista de otra hazaña de circulación, que la Comunidad de Madrid ha negado. En un comunicado difundido por EFE, el Gobierno madrileño considera “falsa” la “supuesta retirada por parte de una grúa municipal del coche del presidente” madrileño, este sábado, ” en las inmediaciones de la Plaza de toros de Las Ventas”. La Comunidad ha anunciado que emprenderá “acciones judiciales contra agentes de Movilidad” y La Sexta por “difundir” la información.

Acciones contra un responsable de una asociación policial
La Comunidad aclara que adoptará las mismas acciones “contra un responsable de una asociación de la Policía Municipal que desde anoche alrededor de las 23 horas hasta hoy ha estado enviando mensajes a varios periodistas” indicando que el coche de González estaba estacionado en una plaza reservada para minusválidos. El Gobierno madrileño anuncia que adoptará también acciones judiciales contra la cadena de televisión La Sexta, “único medio de comunicación que ha recibido este bulo y no lo ha contrastado, por difusión de información falsa no comprobada”.

Contra el derecho al honor y a la imagen
Según explica el comunicado de la Comunidad de Madrid,  interpondrá su denuncia por “difusión de información falsa y atentado contra el derecho al honor y a la imagen” y, también, por ataque a la intimidad del presidente madrileño al haberse difundido la matrícula de un vehículo que “se atribuye de manera absoluta y rotundamente falsa” a Ignacio González.

Tras el escándalo de Aguirre
El anuncio de acciones legales de la Comunidad de Madrid contra los agentes de movilidad por el supuesto “bulo” sobre el coche de González sucede después del escándalo que protagonizó Aguirre en la Gran Vía, que terminó arrolando la moto de un agente que le había multado por aparcar en el carril bus. La primera reacción de la líder del PP madrileño fue acusar a los agentes de movilidad de mentir, aunque luego admitió su infracción y pidió disculpas.

¿Qué hará ahora Botella?
Entonces, el Ayuntamiento de Madrid salió en defensa de los agentes de movilidad al  subrayar su “presunción de veracidad”. Además, insistió en que “la ley es igual para todos”. El Gobierno de Ana Botella, posible rival de Aguirre por la Alcaldía de la capital, dio por buena la versión de los funcionarios y confirmó que la líder del PP madrileño no aportó toda la documentación que le era requerida por los agentes.

Anuncios

La Guardia Civil pone un chiste sobre Carrero como ejemplo de enaltecimiento del terrorismo

Fuente: La Marea. La Guardia Civil pone un chiste sobre Carrero como ejemplo de enaltecimiento del terrorismo.

MADRID // La Guardia Civil ha detenido hoy a 17 personas acusadas de enaltecimiento del terrorismo por sus comentarios en Twitter y Facebook, en el marco de la denominada Operación araña, que se ha desarrollado en Euskadi, Castilla y León, Asturias, Cataluña, Navarra y Galicia. En el vídeo que la Benemérita ha publicado en su página web, aparecen algunos de los tuits ejemplificando los comentarios que ha llevado a la detención de sus autores. La operación ha sido ordenada por el juez Eloy Velasco de la Audiencia Nacional.

Uno de los mensajes que aparece en el vídeo, en el minuto 2:01, es un “chiste” sobre el asesinato del almirante Carrero Blanco, quien fue presidente del gobierno franquista y fue asesinado por la banda terrorista ETA en el año 1973. El tuit en cuestión fue publicado por la cuenta @argala_ el pasado 9 de enero, e incluía una fotografía de Carrero con el texto “Yo quiero VOLAAAAAAAAR y VOLAAAAAAAAAAAAAAAR”:

Estas detenciones por comentarios en redes sociales no han sido las primeras. El pasado 25 de abril se supo que la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, pidió cuatro años de cárcel para un usuario de las redes sociales por una campaña de insultos en twitter contra ella.

 

Resistencia Galega está tras los incidentes más graves del 22M ¿Seguro?

Después de leer esta noticia redactada por Fernando Lázaro surgen una serie de dudas.

  • El Mundo sigue dando por válidas esa muleta-cuchillo y ese tirachinas con bolas de acero como munición a pesar de que se ha demostrad que pertenecen a incautaciones del pasado. El portavoz del CEP ha mentido y difundido esta noticia en varios canales de televisión.
  • Ahora que ETA está en sus momentos mas bajos, vamos a crear un nuevo grupo terrorista para convertirlo en cabeza de turco. Este párrafo lo dice todo: “Resistencia Galega cuenta con una estructura militar (en la que hay legales e ilegales, como en ETA) y con un método de captación. Son además clave sus grupos de financiación y de falsificación. En definitiva, un modelo organizativo muy similar al que históricamente tenían ETA y su entorno.”
  • Acusan a Resistencia Galega pero no aportan ninguna prueba de cómo han llegado a esa conclusión, simplemente acusan.  Se basan en argumentos como este: “Así, informes remitidos por los servicios antiterroristas a la Audiencia Nacional constatan que Resistencia Galega «puede ser considerada como una organización autónoma dentro del entramado del autodenominado Movimiento de Liberación Nacional Galego, del que se nutre y apoya, presentando características claramente definidas y reuniendo los requisitos necesarios para ser considerada una organización terrorista».”

Pero por el momento, NO SON UNA ORGANIZACIÓN TERRORISTA.

Junto con la afirmación de El País sobre los datos de participación del 22M (50.000 asistentes) y esto, está claro la línea editorial de estos dos grandes periódicos.

Pedro González.

 

Fuente: El Mundo. Resistencia Galega está tras los incidentes más graves del 22-M.

  • Los radicales viajaron de forma escalonada a Madrid para evitar el control policial
  • Según la Policía, estos jóvenes idearon los episodios de violencia contra los agentes
 
 

Se convirtieron en los grandes protagonistas de la jornada, los que han dejado marcada la fecha del 22-M como una jornada de altercados muy violentos. Los jóvenes que protagonizaron los incidentes más graves el pasado sábado, incluyendo los ataques a numerosos policías, están vinculados con Resistencia Galega, un grupo antisistema muy radical, cuyos integrantes han sido incluso condenados en la Audiencia Nacional por terrorismo.

Los militantes de este grupos son herederos del antiguo Exercito Guerrilleiro do Pobo Galego Ceibe, una trama terrorista que fue desmantelada por las Fuerzas de Seguridad del Estado.

Durante los últimos años, los episodios de violencia callejera, de terrorismo de baja intensidad, por parte de esta trama en Galicia han sido constantes. Y por este motivo, el último grupo desmantelado por la Policía fue acusado ya en la Audiencia Nacional de terrorismo, entre otros delitos.

Según explicaron fuentes policiales, un potente grupo de jóvenes llegados desde Galicia y pertenecientes a esta organización lideraron los episodios más violentos contra la Policía, con lanzamientos de piedras y agresiones de extrema dureza. Venían perfectamente organizados y llevaban encima material para ejercer la violencia urbana. Tras protagonizar los incidentes, se retiraron antes de que los agentes antidisturbios pudieran detectarles y detenerles.

No fueron detectados

Según las fuentes consultadas, la llegada de estos radicales gallegos no fue detectada por los servicios de información de la Policía. Las previsiones se centraron en la posible actuación de los extremistas afincados en Madrid, que están perfectamente localizados. Pero la violencia llegó desde fuera.

Los jóvenes de Resistencia Galega no se desplazaron en las autodenominadas «columnas» para evitar ser detectados. Viajaron hasta Madrid por sus propios medios y de forma escalonada, evitando así los controles de los servicios de información.

Según estas fuentes, los organizadores de los incidentes tenían todo medido. Cuando detectaron que la presencia policial aumentaba, después de poner en peligro la vida de varios agentes en el paseo de Recoletos, abandonaron la zona para evitar su detención.

Entre el material que utilizaron -parte del cual ha sido intervenido- había cuchillos, martillos, tirachinas, bolas de acero y palos que llevaban pinchos de hierro en la punta a modo de lanza. También había una muleta que camuflaba un cuchillo.

Según recoge el atestado policial, en total había alrededor de mil radicales violentos que se infiltraron entre el resto de manifestantes para despistar a los antidisturbios y ralentizar su actuación. Se han abierto diligencias policiales para aclarar si la irrupción de un camión de los bomberos en la zona de conflicto tuvo o no que ver con la actuación de los violentos.

Resistencia Galega cuenta con una estructura militar y con un método de captación

Desde hace meses, los servicios policiales ya vienen advirtiendo del radicalismo protagonizado porResistencia Galega y sus organizaciones satélites. Así, informes remitidos por los servicios antiterroristas a la Audiencia Nacional constatan que Resistencia Galega «puede ser considerada como una organización autónoma dentro del entramado del autodenominado Movimiento de Liberación Nacional Galego, del que se nutre y apoya, presentando características claramente definidas y reuniendo los requisitos necesarios para ser considerada una organización terrorista».

Resistencia Galega cuenta con una estructura militar (en la que hay legales e ilegales, como en ETA) y con un método de captación. Son además clave sus grupos de financiación y de falsificación. En definitiva, un modelo organizativo muy similar al que históricamente tenían ETA y su entorno.

Los incidentes del pasado sábado coincidieron con una renovación de cargos en las unidades de intervención policial. Hacía pocas semanas, el que estaba el frente de la Unidad de Madrid ascendió a comisario y fue destinado a Melilla, dentro del interés del Ministerio del Interior por reforzar el despliegue policial en las fronteras debido al aumento de la presión migratoria.

De hecho, este traslado vino acompañado, poco después y tras nuevas avalanchas en la frontera, con un refuerzo de unidades de las UIP en Melilla. La salida de este mando y la llegada del nuevo han coincidido así con las jornadas de violencia de este fin de semana y no son pocos los que vinculan posibles descoordinaciones con esta renovación.

En cualquier caso, los sindicatos policiales siguen insistiendo en que la Policía debe depurar responsabilidades, ya que entienden que existieron fallos graves en el dispositivo. Desde el Ministerio del Interior se explica que se ha abierto una «investigación interna»para conocer todos los detalles del despliegue y se insiste en que, si se detectan fallos, se actuará en consecuencia y se depurarán responsabilidades si fuera necesario.

Los sindicatos policiales tienen su punto de mira puesto en el jefe de la UIP de Madrid recién aterrizado, en el jefe de todas las UIP y en el comisario general de Seguridad Ciudadana. Y reclaman la destitución de todos ellos.

En los incidentes del pasado sábado, producidos al término de la llamada Marcha de la Dignidad, fueron heridos 67 agentes de Policía, algunos de ellos de gravedad. Tanto el balance como las imágenes de lo sucedido -en las que se aprecia cómo grandes grupos de manifestantes violentos atacan a la Policía con todo tipo de objetos- no tienen precedentes y han sembrado gran indignación en los colectivos policiales.

Los municipales piden investigar

Respecto a la polémica actuación policial en Madrid durante los graves disturbios del 22-M, los agentes municipales de la capital pusieron ayer el foco en la intervención de un camión de bomberos, reclamando una investigación que aclare si su irrupción pudo contribuir a que algunos manifestantes se acercaran a los policías para agredirles. En uno de los vídeos puede verse cómo varios radicales se suben al vehículo mientras que otros tantos corren detrás, aprovechando su parapeto, para ganar terreno en la batalla campal contra los antidisturbios, que finalmente fueron acorralados. Asimismo, la Asociación de Policía Municipal Unificada de Madrid se defendió de las críticas de los sindicatos de la Policía Nacional que también censuraron su entrada en escena. «Colaboraron cuando fueron requeridos», dijo su portavoz.

 

“Se ha querido enturbiar una enorme manifestación pacífica y cívica”

Fuente: El Diario. “Se ha querido enturbiar una enorme manifestación pacífica y cívica”.

“Se ha querido enturbiar una enorme manifestación pacífica y cívica”

  • Organizadores y participantes en las Marchas de la Dignidad critican las cargas policiales en Colón el 22-M
  • Se estudia un nuevo calendario de movilizaciones para los próximos meses y no descartan la convocatoria de una huelga general

Olga Rodríguez 

Manifestación del 22-M en Colón tras la llegada de las Marchas de la Dignidad / Foto: Olga Rodríguez

Manifestación del 22-M en Colón tras la llegada de las Marchas de la Dignidad / Foto: Olga Rodríguez

Un éxito mayor del esperado. Es la valoración que las diversas organizaciones involucradas en las Marchas de la Dignidad hacen de la manifestación del 22M.

“Cuando vino el Papa a la plaza Colón se dijo que había un millón y medio de personas. La misma plaza ocupada, más incluso que cuando vino el Papa, y dicen que hubo 50.000. El Gobierno quiere ocultarla. Algún miedo tienen que tener cuando no dicen la verdad, porque ahí están las fotos aéreas”, ha indicado Diego Cañamero, portavoz del Sindicato de Trabajadores Andaluces (SAT), quien ha destacado el carácter pacífico del 22-M:

“La manifestación tenía claro que venía a ser pacífica, llevábamos en Madrid desde las 10 de la mañana del sábado, no había habido ningún altercado, todo era perfecto, pacífico, todo el mundo lo puede atestiguar. ¿Por qué al final hay altercados? ¿A quién interesa esas fotografías? Al Gobierno. Le interesan para enturbiar una de las mayores concentraciones pacíficas y cívicas de la ciudadanía. Eso está provocado, está perfectamente provocado”.

“Encapuchados ajenos a la manifestación”

La Coordinadora de las Marchas ha emitido un comunicado en el que dice que “dos o tres encapuchados, ajenos a la manifestación, que fue absolutamente masiva y pacífica, tiraron unos petardos cerca del cordón policial que protegía la sede del PP [en la calle Génova] con el fin de provocar a la policía. El dispositivo policial, en un ejercicio de inaudita irresponsabilidad profesional, procedió entonces a cargar hacia Colón cuando se desarrollaba el acto final de la manifestación y con una plaza llena de familias”.

El comunicado prosigue indicando que “las cargas continuaron en dirección hacia el Paseo de Recoletos que estaba completamente lleno de personas pacíficas”. Y denuncia que, cuando aún no había concluido el acto, otro dispositivo policial se desplazó desde la calle Jorge Juan “para cortar en dos la manifestación”.

Integrantes del coro de la Solfónica que cantaron en la manifestación del 22-M en Colón / Foto: Olga Rodríguez

Integrantes del coro de la Solfónica que cantaron en la manifestación del 22-M en Colón / Foto: Olga Rodríguez

“Cargaron contra una protesta pacífica”

“Nosotras estábamos cantando y de repente vemos cómo entra la policía desde la calle Génova, en una manifestación que era completamente pacífica. Entran los antidisturbios y la gente que estaba en la plaza salió corriendo, hubo una estampida y la policía detrás. Y allí había niños, bebés, gente con cochecitos y gente mayor. Vimos también las pelotas y botes de humo en un lado de la plaza”, explica Concha Colomo, integrante de la Solfónica, el coro activista surgido en el 15M.

“Luego bajamos a la plaza a seguir cantando. Hicimos un círculo y la poca gente que quedaba después de la carga se unió a cantar, fue escalofriante. Nos rodearon los antidisturbios, nos acorralaron, nos llevaron hasta la acera, los teníamos a dos palmos de la nariz, pero seguíamos cantando, fue emocionante”, relata Cora, otra integrante de la Solfónica.

“Tuve el honor de dirigir la Orquesta y Coro de la Dignidad en Colón”, ha escrito en su Facebook Sonia Megías, a quien se puede ver dirigiendo la orquesta en este vídeo durante la carga policial. “Mientras, la policía cargaba contra el público con disparos y gas lacrimógeno. Tuvimos que interrumpir varias veces para gritar “Estas son nuestras armas”, enseñando los instrumentos y las partituras”.

Niños y mayores en la plaza

“Nosotros teníamos que ir a la estación de Pitis para coger los autocares de regreso a Galicia. Así que salimos antes de que terminara la manifestación. Entre nosotros había niños, mayores, de todo”, relata Juan Bautista, que vino a Madrid en los autobuses procedentes de Pontevedra.

“De repente la policía dispara al aire, hay carreras, y entonces un pequeño grupo que había tirado piedras a la policía, pasó por detrás de los agentes como si nada, sin que la policía se lo impidiese, fue muy raro. Uno de esos chavales, no uniformado, empezó a hacernos preguntas, que quiénes éramos”, relata.

“Tuvimos que buscar otra salida y finalmente la mujer del parking de al lado de Colón se enrolló muy bien y nos permitió atravesarlo, porque llevábamos niños y todo. Pasamos por la calle Génova, anduvimos varios kilómetros, cada dos por tres parábamos y preguntábamos: “¿Estamos todos?”, porque éramos muchos. No pudimos salir de Madrid hasta las doce”, lamenta.

“Querían impedir la acampada”

“El Gobierno quería impedir como fuera que la manifestación terminara en acampada porque no quieren que se repita el tema de la plaza de Kiev, o la acampada de Sol. Tenían pánico a que dos mil o tres mil personas se plantaran en Recoletos”, dice José Manuel, de la Coordinadora del 25S.

“Que hubiera un puñado de alborotadores, quizá algún infiltrado, les sirvió de coartada para justificar ante la opinión pública que disolvían una manifestación pacífica y multitudinaria”, añade.

Encuentro con observadores de la OSCE

“Estamos preparando una reunión que vamos a mantener con observadores de la OSCE que se han puesto en contacto con nosotros. Vinieron a Madrid a supervisar la manifestación del 22M, así que ya valoraban que esto podía ser importante. Llevaremos testigos de lo ocurrido en la protesta”, cuenta Julio Rodríguez, de la Coordinadora de las Marchas de la Dignidad.

“La movilización ha sido tremendamente exitosa, y hay un dato a tener en cuenta, que es que hubo mucha gente de Madrid no perteneciente a las marchas. Hay una masa crítica que sale a la calle cuando algo está bien convocado”, reflexiona.

Calendario de movilizaciones 

“La valoración es que el 22M ha sido un éxito, no esperábamos tanto. Hemos llegado al corazón de la gente, ha sido una de las protestas más importantes de la democracia, protagonizada por la ciudadanía y en la que han participado nuevos sujetos políticos”, resalta José Coy, del Frente Cívico.

“Ahora lo que importa es la continuidad. Estamos estudiando un nuevo calendario de movilizaciones. Tienen que seguir pasando cosas potentes, en la asamblea de hoy barajamos ya algunas fechas para nuevas protestas. No se descarta una huelga general”, añade.

“Los ciudadanos no votan para que se den 200.000 millones a los bancos, ni para que se recorten las pensiones, ni para que haya 6 millones de parados”, indica Cañamero, del SAT. “Cuando los gobiernos hacen lo contrario de lo que interesa al pueblo, hay que decirles que ya está bien. Hay que cambiar esa correlación de fuerzas. Por eso vamos a volver a pensar en grandes movilizaciones”, remata.

Victoria: las Marchas son “columnas de extrema izquierda lideradas por un actor que vive en Cuba”

Fuente: Público. Victoria: las Marchas son “columnas de extrema izquierda lideradas por un actor que vive en Cuba”.

Para el portavoz del Gobierno madrileño, las Marchas de la Dignidad están lideradas por el actor Willy Toledo “que vive en Cuba a cuerpo de rey y que de vez en cuando viene a dar lecciones”

EUROPA PRESS Madrid 22/03/2014 12:48 Actualizado: 22/03/2014 14:41

El consejero de Presidencia, Justicia y portavoz del Gobierno madrileño, Salvador Vitoria- EFE

El consejero de Presidencia, Justicia y portavoz del Gobierno madrileño, Salvador Vitoria- EFE

El consejero de Presidencia, Justicia y portavoz del Gobierno madrileño, Salvador Vitoria- EFE

El portavoz de la Comunidad de Madrid, Salvador Victoria, ha declarado este sábado en el ‘Ágora’ con el que ha arrancado la Convención del PP de Madrid de cara a las elecciones del próximo 25 de mayo que la ciudadanía se decantará por los populares en los comicios después de criticar las”columnas de extrema izquierda” que este sábado llegan a Madrid, las Marchas de la Dignidad.

Para Victoria sólo hay dos opciones ante las próximas elecciones euroepas: “O votar por un partido como el Partido Popular, referente de las libertades individuales, u optar por esas columnas lideradas por Willy [Toledo], un actor que vive en Cuba a cuerpo de rey y viene aquí de vez en cuando a darnos lecciones”.

En el mismo saco ha metido al “sindicato andaluz con libertad para asaltar tiendas y que van a Venezuela en business”, en relación a Juan Manuel Sánchez Gordillo.

“Esa es la opción, por eso creo que los ciudadanos lo tienen muy claro, votarán al PP”, ha manifestado después de arremeter contra la “intransigencia de la extrema izquierda” que ha vivido el PP de Perales de Tajuña. “Ayer se sufrió una quema de banderas y se demostró por qué hay que votar al PP”, ha señalado.

Victoria, que se ha definido como el “no es más europeísta” de los compañeros con los que ha compartido el Ágora, quiere una Europa “en la que no tengan cabida los desafíos soberanistas” y con un Tribunal Europeo que no permita la excarcelación de “alimañas, terroristas y violadores”.

“Quiero una Europa de seguridad jurídica”, ha defendido Victoria, que quiere una Unión que sea”un referente en la defensa de las libertades individuales ante la amenaza socialdemócrata, comunista y nacionalista”. También sueña con una Europa de las “oportunidades”, sobre todo para frenar el desempleo juvenil.

Para eso es necesario una España “fuerte y unida, con una Europa que aporte un marco adicional de garantía, donde no quepan los desafíos soberanistas y que no albergue un Tribunal Europeo que permita la excarcelación de alimañas, terroristas y violadores”.

También ha reclamado una UE “más austera” ante sus 50.000 funcionarios, 28 comisarios y 33 direcciones generales.

Decenas de sirvientas fueron asesinadas y encarceladas por querer crear un sindicato gremial

Fuente: Público. Decenas de sirvientas fueron asesinadas y encarceladas por querer crear un sindicato gremial.

El investigador y jornalero Antonio Jiménez Cubero profundiza en la represión franquista contra las mujeres republicanas de Cazalla de la Sierra (Sevilla) en su nuevo libro ‘Crónica local de la infamia’.
 
RAFAEL GUERRERO Sevilla 17/03/2014 07:33 Actualizado: 17/03/2014 10:15
 
Lavanderas trabajando en Priego de Córdoba en tiempos de la Segunda República.
Lavanderas trabajando en Priego de Córdoba en tiempos de la Segunda República.

Medio centenar de mujeres fueron asesinadas por los golpistas tras la toma del pueblo sevillano de Cazalla, centro neurálgico de la Sierra Norte de Sevilla. La dura represión franquista llevó a la cárcel a otras 102, mientras que el resto hasta las 198 represaliadas documentadas en el libro Crónica local de la infamia desaparecieron, fueron depuradas o se exiliaron. Esto ocurrió a raíz de la toma del pueblo a sangre y fuego por la columna rebelde del comandante Gabriel Tassara Buiza el 12 de agosto de 1936. Antonio Jiménez Cubero es un maestro no ejerciente de profesión jornalero que lleva más de 20 años haciendo acopio de testimonios de las víctimas y de sus descendientes cuyo resultado ha sido la publicación de dos libros en los que detalla con precisión la represión en su pueblo serrano: Con nombres y apellidos(Aconcagua, 2011) y Crónica local de la infamia (autoedición, 2014).

Entre la publicación de ambas investigaciones locales se ha podido incrementar el censo de represaliados en total desde 1.203 hasta 1.843, una cifra que se acerca al 20% de la población, que según el censo vigente en 1936 superaba los 11.200 habitantes. La cifra total de muertos a consecuencia de la represión rebelde ascendió a 357, según el recuento publicado por el investigador sevillano José María García Márquez, autor del voluminoso libro de referencia Las víctimas de la represión militar en la provincia de Sevilla. 1936-1963 (Aconcagua, 2012).
Pedían una jornada de 7 horas, el abono del sueldo íntegro en caso de accidente laboral y el domingo como día de descanso

¿Qué pasó en Cazalla de la Sierra para que la represión fuera tan terrible, tan masiva y tan cruel? La envergadura de “la matanza y del expolio franquistas siempre se ha justificado por reacción a una masacre previamente cometida por el Comité de Defensa que resistió cerca de un mes, pero no hubo tal asesinato en masa”, señala el prologuista Bartolomé Clavero, catedrático de Historia del Derecho de la Universidad de Sevilla. “Lo único que hubo fue que el día 5 de agosto, tras rechazar un ataque frustrado de la columna golpista Carranza, los milicianos se dirigieron a la cárcel y mataron a 63 presos derechistas”, reconoce el autor del libro. Esa matanza condicionaría la represión contra los republicanos que multiplicó casi por seis las víctimas conservadoras.

Y no hubo más asesinatos porque —como se reconoce en un documento militar encontrado por el investigador extremeño Francisco Espinosa— “fusilar en masa a gentes sin más capital que sus brazos, todos asociados a organismos del Frente Popular, habría acarreado desastrosas consecuencias económicas y de producción”.

Una vez contextualizado el marco represivo general, descendamos a las represalias que se tomaron contra las mujeres cazalleras, en las que se extiende el segundo libro de Jiménez Cubero, un hombre que durante años ha alternado la recogida de la aceituna y de la documentación en los archivos militares, incluyendo los papeles de Falange en este pueblo que a alguien se le olvidó hacer desaparecer, como ha sucedido en el resto de España.

Como señala la experta granadina en represión contra la mujer, Pura Sánchez, en su obraIndividuas de dudosa moral (Crítica, 2009), los represores prefirieron “infligirles castigos ejemplares” antes que aniquilarlas, aunque este fue uno de los pueblos con mayor proporción de asesinadas: 49 en total. Motivos recurrentes fueron “no sólo por ser rojas —un hecho político—, sino por haberse atrevido a ocupar un espacio público y social que no les pertenecía —la política— y por haberse desnaturalizado como mujeres abandonando los preceptos morales cristianos que, según ellos, eran inherentes a su condición”.

En efecto, estas motivaciones pesaron mucho sobre las cazalleras republicanas que, en gran medida, fueron perseguidas y castigadas por ser “familia de”, pero también por haberse atrevido a crear el Sindicato de Empleadas del Servicio Doméstico, afecto al Sindicato de Oficios Varios de la CNT, en febrero de 1936 tras la victoria del Frente Popular. Esa sindicación culminó un proceso de movilizaciones que este gremio integrado por las llamadas criadas o sirvientas, además de lavanderas, aguadoras o silleras había plasmado en sucesivas huelgas en los años 1932, 1934 y 1936 en pos de unas condiciones de trabajo dignas.

Como ejemplo baste citar algunas de las reivindicaciones que justificaron la sonada huelga de junio del 36 ante la reiterada negativas de los patronos a negociar unas bases contractuales mínimas: jornada de siete horas desde las 09.00 de la mañana, prohibición de que las mozas sirvientas se quedaran a dormir en la casa de los patronos, abono del sueldo íntegro en caso de accidente laboral y el domingo como día de descanso. En cuanto al sueldo, se pedían 40 pesetas mensuales para las cocineras, 35 para las sirvientas del cuerpo de casa, 30 para las niñeras, y 0,75 pesetas por hora para lavanderas y limpiadoras.

Los golpistas asesinaron a 357 izquierdistas por el fusilamiento previo de 63 presos derechistas por milicianos

El Ayuntamiento medió para propiciar la negociación, pero sólo logro que acudieran dos de los 134 patronos a los que convocó, lo que provocó una huelga de tres semanas con piquetes ante los domicilios incluidos. “Nada volvería a ser lo mismo en las relaciones interclasistas de la sociedad local”, precisa Antonio Jiménez añadiendo que “poco antes del golpe militar sucedió un hecho que marcaría la represión posterior: el cierre gubernativo del local de la CNT en Cazalla y la requisa de las fichas de las 99 afiliadas el Sindicato del Servicio Doméstico”. Ese listado sirvió para castigar a más del 90% de aquellas mujeres perfectamente identificadas con sus nombres y apellidos.

“Para los fascistas locales había llegado la hora de la venganza y la vergüenza, y para el resto, fue el tiempo de la muerte, el dolor y el silencio” escribe Jiménez Cubero, que asegura que hubo barrios enteros del pueblo duramente represaliados, justamente las zonas más humildes donde vivían las sirvientas. De las 49 mujeres asesinadas por los golpistas en Cazalla, 11 son catalogadas por el investigador jornalero Jiménez Cubero como sirvientas de profesión, mientras que varias decenas más sufrieron cárcel o tuvieron que huir.

Pero, concluida la guerra, algunas regresaron a Cazalla confiadas en la falsa promesa de Franco de que nada debían temer quienes no tuvieran las manos manchadas de sangre. Eso le ocurrió a Carmen Benítez, apodada La Manchá y a sus dos hijas Dolores y Antonia, que habían estado afiliadas al sindicato. Un consejo de guerra las condenó en 1941 a 12 años de cárcel a cada una, “por un batiburrillo de cargos que iba desde el auxilio a la rebelión, a su carácter revolucionario, pasando por la violencia y demás perversidades”.

El investigador y autor del libro Crónica local de la infamia, Antonio Jiménez cubero, intenta en vano desde hace tiempo que al menos una placa en la fuente del Chorrillo recuerde a estas mujeres que pagaron tan caro el atrevimiento de luchar por sus derechos.

Pablo Hasél niega en la Audiencia Nacional que sus canciones enaltezcan el terrorismo

Fuente: Público. Pablo Hasél niega en la Audiencia Nacional que sus canciones enaltezcan el terrorismo.

Pablo Hasél, en la Audiencia Nacional.

El rapero Pablo Rivadulla, conocido como Pablo Hasél, ha negado este luens en un juicio en la Audiencia Nacional que sus canciones enaltezcan el terrorismo ni que humillen a las víctimas y ha dicho a la fiscal, que ha pedido para él dos años de cárcel: “Si me matan, usted es libre de celebrarlo”.

El acusado, de 25 años y en libertad provisional desde el día siguiente de su detención a su salida de su domicilio de Lleida el 4 de octubre de 2011, ha reconocido ser el autor de las canciones por las que está acusado y que según la Fiscalía suponen enaltecimiento sobre todo de los Grapo, pero también de otras organizaciones como ETA, Al Qaeda, Terra Lluire y RAF. Hasél, cuyo abogado ha pedido la absolución apelando a las libertad de expresión, ha asegurado que difundió en internet sus canciones no para enaltecer el terrorismo sino para compartir su obra “como cualquier artista” y ha alegado que tiene derecho a expresar sus ideas comunistas.

Ha explicado que incluso tiene una canción dedicada a los afectados del 11-M, ha mostrado su repulsa a este atentado “ya que murieron muchos inocentes” y ha asegurado que se siente víctima por el hecho de que se le acuse de enaltecer a Al Qaeda, “que es una organización anticomunista que ha servido a intereses imperialistas”. A juicio de Pablo Hasél, si es condenado también deberían ser juzgados por ejemplo directores de cine que han grabado películas sobre El Che,autores de libros sobre Marx y “quienes celebran el asesinato de inmigrantes”.

Según la Fiscalía, Hasél subió al portal de internet YouTube una decena de archivos de audio y vídeo con canciones de su creación con expresiones alusivas a dichas bandas terroristas y a algunos de sus miembros, en apoyo a los mismos, como el dirigente de los Grapo Manuel Pérez Martínez Camarada Arenas. Una de las canciones a las que se ha referido la fiscal se titula No me da pena tu tiro en la nuca pepera y otra No me da pena tu tiro en la nuca falsa socialista.

“¡Merece que explote el coche de Patxi López!”, “Es un error no escuchar lo que canto, como Terra Lliure dejando vivo a Losantos”, “Los Grapo eran defensa propia ante el imperialismo y su crimen”, “Quienes manejan los hilos merecen mil kilos de amonal” y “Pienso en balas que nucas de jueces nazis alcancen” son otros ejemplos de rimas por las que ha sido acusado este rapero.

Al ser preguntado por estas canciones el acusado ha insistido a la fiscal: “Si mañana me apuñalan, usted puede brindar y yo no voy a pedir que la metan en la cárcel por ello”, y ha estimado que es libre de pensar que los miembros de los Grapo no le parezcan terroristas. “Nadie tiene que decirme a quién admirar ni a quién considero héroe”, ha dicho al ser interrogado sobre elCamarada Arenas, del que ha dicho que en sus canciones lo que hacía era pedir la libertad de un preso.

Para la fiscal ha quedado acreditado el delito de enaltecimiento del terrorismo y de humillación a las víctimas con frases como “Yo sí respeto a quien más de un cerdo mató” y ha llamado la atención de la gran difusión de estas canciones, a través de una herramienta tan poderosa como internet, donde algunas de las cuales registraron más de 13.000 reproducciones. Ha recordado que el derecho a la libertad de expresión tiene límites como la obligación del Estado a perseguir este tipo de delitos por justificar el terrorismo.

El abogado defensor ha pedido la absolución del acusado al estimar que no se dan las condiciones delictivas que desvirtúen el derecho a la libertad de expresar ideas y opiniones como demuestra que en la causa no se ha personado nadie que se haya sentido injuriado o insultado. Ha considerado que relacionar las letras de las canciones de Hasél con bandas terroristas concretas es un ejercicio de interpretación de la fiscal.