La EMVS de Madrid ejecuta el desahucio de una vivienda social

Fuente: El Diario. La EMVS de Madrid ejecuta el desahucio de una vivienda social.

A pesar de la presión vecinal y de plataformas como la de Afectados por la Hipoteca, Isabel ha sido desahuciada esta mañana en torno a las 11.20 de la vivienda de alquiler social en la que vivía desde 1992. Según el Ayuntamiento de Madrid, la mujer tenía una deuda de 1.000 euros.

Desahucio de Isabel en Madrid // Foto obtenida por @osec

Desahucio de Isabel en Madrid // Foto obtenida por @osec

Ya a las 7.00 de la mañana diversos activistas se congregaban en la Calle Unanimidad con el fin de paralizar el desalojo, portando y gritando mensajes como “¡Este desahucio lo vamos a parar!”, “¡No tenemos miedo!” o “Vergüenza, vergüenza”. Además, a lo largo de la mañana se había puesto en marcha una acción en redes sociales bajo el hastag #IsabelSeQueda.

A las 09.30 llegaba a la casa la Comisión Judicial. La Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Madrid trató de negociar el desalojo, exigiendo que “la EMVS o el juez asuman la responsabilidad de no violar los Derechos Humanos”.

Fue entonces cuando las UIP (Unidades de Intervención Policial) trataron de derribar la puerta de la entrada, detrás de la cual se encontraban decenas de activistas y algunos periodistas. A las 10.45 la policía comenzaba a desalojar a los concentrados, algunos de los cuales fueron atendidos por los servicios del Samur.

Isabel pagaba por su vivienda de alquiler social 117 euros mensuales. Su madre tiene trastorno bipolar y esquizofrenia, y su padre sufre una enfermedad degenerativa cuyos síntomas se han agravado por la presión que supone ver cada vez más cerca la ejecución del desahucio. El motivo: una deuda por impago del alquiler que ronda los 700 euros, según la familia.

Desde el Ayuntamiento de Madrid afirman que la familia tiene una deuda de 1.000 euros y dos viviendas en propiedad que constan en el Registro. Isabel explica que sus padres pusieron a nombre de ellos una casa pequeña en la que vive su hermano y donde “no hay sitio para todos”.

Tanto ella como su marido tienen una pensión por discapacidad que suma 660 euros al mes. Su padre, ya jubilado, aporta lo que puede. Han solicitado en varias ocasiones la reducción de la cuantía alquiler social, pero la EMVS “se ha cerrado a la negociación”. “Sólo pido que se normalice mi situación. Me siento amenazada por todos sitios”, denuncia Isabel.

Noticia completa en la fuente.

Anuncios

Ada Colau: “Si Europa quiere demostrar que sirve para algo, que pare los desahucios”

Fuente: Huffington Post. Ada Colau: “Si Europa quiere demostrar que sirve para algo, que pare los desahucios”.

Este lunes, Ada Colau ha recogido el Premio Ciudadano, que otorga el Parlamento Europeo, uno de los pocos premios institucionales logrados por la plataforma, a la que el PP ha comparado con ETA o el nazismo. Ante eurodiputados de todos los colores (menos el PP, que le dio plantón al acto), Colau expresó vestida con una camiseta verde su rechazo a la Europa que se abre camino inexorablemente y aún avanzará más tras la victoria de Angela Merkel.

Ada Colau, en su comparecencia en el Parlamento Europeo

Ada Colau, en su comparecencia en el Parlamento Europeo

“Creemos en Europa, en la Europa de la gente, de los derechos humanos. Pero no en la Europa de la troika, de los recortes, del rescate bancario”,  “Hoy Europa sirve fundamentalmente para recortar, para desahuciar, para rescatar a la banca y no a las personas. No es la Europa de ciudadanos, es la Europa de la banca”, lamentó.

“Si Europa quiere demostrar que realmente sirve para algo, si el PE quiere representar a la gente tiene que demostrarlo”, reclamó. ¿Cómo? “Paralizando la violación flagrante de derechos humanos, paralizando los desahucios, poniendo freno a la avaricia de los bancos”, siguió.

“AHÓRRENSE LA CAMPAÑA DE PUBLICIDAD”

“… el Parlamento Europeo había aprobado que se destinaran 16 millones de euros a una campaña para publicitar estas elecciones y animar a la ciudadanía a participar. Estos millones de euros se podían ahorrar si el Parlamento Europeo fuera valiente y actuara para defender los derechos humanos. Son importantes los premios y los gestos, pero se quedan en declaraciones, en buenas intenciones, y no se concretan”, en sus palabras.

Colau también cargó contra el Gobierno por no acatar la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE que en febrero consideró ilegal la normativa española sobre los desahucios.

“Tenemos un Gobierno que vulnera los derechos humanos, que ha ignorado, ha despreciado y no ha dado traslado” a la sentencia. “Que utiliza Europa para su conveniencia”, según ella.

“Ha bajado la atención mediática, pero seguimos haciendo acciones, paralizando ejecuciones. Tenemos menos atención mediática e institucional, pero eso nos obliga a seguir actuando”. “Hasta ahora había un colchón familiar, pero se está agotando y el problema no va a hacer otra cosa que aumentar”, advirtió.

Noticia completa en la fuente.

IVIMA y EMVS, el pelotazo de la vivienda social en Madrid

Fuente: Diagonal. http://www.diagonalperiodico.net/sites/default/files/styles/cuerpo_630x426/public/foto/08_ivima_david_fdez.jpg?itok=R7L2Sj4B

08_ivima_david_fdez

“Ahora tenemos más desahucios de viviendas sociales que de bancos”, explica Feli Velázquez, de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca. En Madrid, el Instituto de la Vivienda de Madrid (IVIMA), responsable de la vivienda social en la región, y la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS), su equivalente en el municipio, sumaban hasta hace unos meses 28.000 viviendas en régimen de alquiler social destinadas a familias con escasos recursos económicos. Sin embargo, estas instituciones públicas se han convertido ya en una de las principales responsables de los desahucios que tienen lugar en la Comunidad.

El IVIMA y la EMVS lanzaron alrededor de 40 desahucios diarios durante los últimos meses de 2012, según cifras de la PAH. “Son casos en los que las deudas rondan los 4.000 u 8.000 euros. Son deudas pequeñas por las que dejan a gente en la calle”, explica Feli, quien añade que la negociación para evitar desahucios con estas dos entidades es mucho más dura que en los casos de bancos y que los desahuciados se quedan sin ninguna alternativa habitacional ya que pierden el derecho a optar a otra vivienda social.

Durante este año, el Gobierno de Madrid señaló como objetivo a derribar al organismo de vivienda pública municipal. Ya en octubre, la alcaldesa madrileña Ana Botella anunció que la EMVS “alquilará y venderá todo lo que tiene construido”. Dos meses después, el Ayuntamiento intentaba vender por 21 millones de euros un paquete de 120 viviendas, desalojando a sus inquilinos, a Renta Corporación, inmobiliaria en la que ejerce como consejero Ignacio López de Hierro, marido de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal. La empresa finalmente retiró la oferta, pero las grandes ventas de inmuebles de régimen social de la EMV realmente habían comenzado mucho antes. En 2010, la EMVS vendió por 46,5 millones un paquete de 495 pisos a Lazora, sociedad de inversión inmobiliaria (SII) –que, por tanto, tributa al 1%– entre cuyos accionistas figuran la gestora de pensiones de Telefónica, Saba­dell y BBVA.

El IVIMA también se ha lanzado hacia su descomposición. En mayo anunció que vendería el 40% de su parque inmobiliario a sus inquilinos con el objetivo de recaudar 500 millones de euros. Más de 9.000 viviendas en venta, con hipotecas por un precio similar al alquiler que se paga hoy. Aunque los adjudicatarios han recibido la noticia con entusiasmo, Vicente Pérez señala que las consecuencias serán las mismas que en el caso de la EMVS: “Están reduciendo su número de viviendas de alquiler social”.

El desmantelamiento del parque de vivienda de la entidad regional ha estado acompañado por una continua externalización de sus servicios. Las funciones de gestión, en manos de la empresa Hermanos Alonso Garrán (HAG), en la que militaba como viceconsejero, hasta junio de 2012, Fernando Villayandre, que poco después sería nombrado director gerente del Instituto de Vivienda, Infraestructura y Equipamiento de la Defensa (INVIED). La recaudación, con un contrato de 7,3 millones de euros, para la unión temporal de empresas formada por Iconsa y Conurma, también nombrada en el sumario de la trama Gürtel. En junio de 2012, el desmantelamiento se completa con la externalización de la gestión de su patrimonio, entregada por más de un millón de euros a Diagonalgest, alegando el IVIMA su falta de capacidad para tratar con ese volumen de patrimonio y poniendo, acto seguido, a sus trabajadores a trabajar para esta empresa.

El despiece de los órganos de vivienda pública madrileño sigue la estela marcada por el Gobierno de Rajoy a nivel nacional, que en mayo acordó la disolución de Spaviv, la sociedad pública de alquiler creada por el Ministerio de Vivienda del anterior Gobierno, y ya está ultimando los detalles de la regulación de las SOCIMI, sociedades cotizadas de inversión en el mercado inmobiliario con una tributación semejante a la de las SICAV.

Poco ha cambiado la situación desde que la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, anunciara la creación de un fondo social de vivienda. “Todo sigue igual”, afirma Feli. Otras medidas anunciadas, como la entrega por parte del IVIMA de 800 viviendas a Cáritas, tampoco han mejorado la situación, según expone esta activista: “Nadie sabe dónde están esas viviendas”. Mientras la Adminis­tración estatal pone parches al problema de la vivienda y desmonta la política de vivienda social, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) ya ha recriminado al Gobierno español su violación del Convenio Europeo de Derechos Humanos al llevar a cabo desahucios de viviendas sociales sin dar una alternativa habitacional.

“No son suicidios, son asesinatos”.

Fuente: Público. “No son suicidios, son asesinatos”.

Alrededor de un centenar de personas se ha concentrado este martes ante la puerta de laEMVS, en la calle Palos de la Frontera de Madrid, para protestar por el suicidio de Amparo, una mujer del barrio de Carabanchel que esta mañana se quitó la vida al recibir una notificación de desahucio de la empresa municipal de vivienda,a la que debía tan sólo 900 euros.

Tras una pancarta con el lema “No son suicidios, son asesinatos. Ni un desahucio más”, miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de Madrid han criticado la política de esta empresa dependiente del ayuntamiento de Madrid que, como se ha comprobado este martes, está costando la vida a quienes menos recursos tiene a su disposición.

Varias furgonetas de la Policía antidisturbios han permanecido apostadas a ambos lados del edificio mientras transcurría la concentración que se convocó esta mañana a través de la redes sociales bajo el lema #EMVSMata.