“Se ha querido enturbiar una enorme manifestación pacífica y cívica”

Fuente: El Diario. “Se ha querido enturbiar una enorme manifestación pacífica y cívica”.

“Se ha querido enturbiar una enorme manifestación pacífica y cívica”

  • Organizadores y participantes en las Marchas de la Dignidad critican las cargas policiales en Colón el 22-M
  • Se estudia un nuevo calendario de movilizaciones para los próximos meses y no descartan la convocatoria de una huelga general

Olga Rodríguez 

Manifestación del 22-M en Colón tras la llegada de las Marchas de la Dignidad / Foto: Olga Rodríguez

Manifestación del 22-M en Colón tras la llegada de las Marchas de la Dignidad / Foto: Olga Rodríguez

Un éxito mayor del esperado. Es la valoración que las diversas organizaciones involucradas en las Marchas de la Dignidad hacen de la manifestación del 22M.

“Cuando vino el Papa a la plaza Colón se dijo que había un millón y medio de personas. La misma plaza ocupada, más incluso que cuando vino el Papa, y dicen que hubo 50.000. El Gobierno quiere ocultarla. Algún miedo tienen que tener cuando no dicen la verdad, porque ahí están las fotos aéreas”, ha indicado Diego Cañamero, portavoz del Sindicato de Trabajadores Andaluces (SAT), quien ha destacado el carácter pacífico del 22-M:

“La manifestación tenía claro que venía a ser pacífica, llevábamos en Madrid desde las 10 de la mañana del sábado, no había habido ningún altercado, todo era perfecto, pacífico, todo el mundo lo puede atestiguar. ¿Por qué al final hay altercados? ¿A quién interesa esas fotografías? Al Gobierno. Le interesan para enturbiar una de las mayores concentraciones pacíficas y cívicas de la ciudadanía. Eso está provocado, está perfectamente provocado”.

“Encapuchados ajenos a la manifestación”

La Coordinadora de las Marchas ha emitido un comunicado en el que dice que “dos o tres encapuchados, ajenos a la manifestación, que fue absolutamente masiva y pacífica, tiraron unos petardos cerca del cordón policial que protegía la sede del PP [en la calle Génova] con el fin de provocar a la policía. El dispositivo policial, en un ejercicio de inaudita irresponsabilidad profesional, procedió entonces a cargar hacia Colón cuando se desarrollaba el acto final de la manifestación y con una plaza llena de familias”.

El comunicado prosigue indicando que “las cargas continuaron en dirección hacia el Paseo de Recoletos que estaba completamente lleno de personas pacíficas”. Y denuncia que, cuando aún no había concluido el acto, otro dispositivo policial se desplazó desde la calle Jorge Juan “para cortar en dos la manifestación”.

Integrantes del coro de la Solfónica que cantaron en la manifestación del 22-M en Colón / Foto: Olga Rodríguez

Integrantes del coro de la Solfónica que cantaron en la manifestación del 22-M en Colón / Foto: Olga Rodríguez

“Cargaron contra una protesta pacífica”

“Nosotras estábamos cantando y de repente vemos cómo entra la policía desde la calle Génova, en una manifestación que era completamente pacífica. Entran los antidisturbios y la gente que estaba en la plaza salió corriendo, hubo una estampida y la policía detrás. Y allí había niños, bebés, gente con cochecitos y gente mayor. Vimos también las pelotas y botes de humo en un lado de la plaza”, explica Concha Colomo, integrante de la Solfónica, el coro activista surgido en el 15M.

“Luego bajamos a la plaza a seguir cantando. Hicimos un círculo y la poca gente que quedaba después de la carga se unió a cantar, fue escalofriante. Nos rodearon los antidisturbios, nos acorralaron, nos llevaron hasta la acera, los teníamos a dos palmos de la nariz, pero seguíamos cantando, fue emocionante”, relata Cora, otra integrante de la Solfónica.

“Tuve el honor de dirigir la Orquesta y Coro de la Dignidad en Colón”, ha escrito en su Facebook Sonia Megías, a quien se puede ver dirigiendo la orquesta en este vídeo durante la carga policial. “Mientras, la policía cargaba contra el público con disparos y gas lacrimógeno. Tuvimos que interrumpir varias veces para gritar “Estas son nuestras armas”, enseñando los instrumentos y las partituras”.

Niños y mayores en la plaza

“Nosotros teníamos que ir a la estación de Pitis para coger los autocares de regreso a Galicia. Así que salimos antes de que terminara la manifestación. Entre nosotros había niños, mayores, de todo”, relata Juan Bautista, que vino a Madrid en los autobuses procedentes de Pontevedra.

“De repente la policía dispara al aire, hay carreras, y entonces un pequeño grupo que había tirado piedras a la policía, pasó por detrás de los agentes como si nada, sin que la policía se lo impidiese, fue muy raro. Uno de esos chavales, no uniformado, empezó a hacernos preguntas, que quiénes éramos”, relata.

“Tuvimos que buscar otra salida y finalmente la mujer del parking de al lado de Colón se enrolló muy bien y nos permitió atravesarlo, porque llevábamos niños y todo. Pasamos por la calle Génova, anduvimos varios kilómetros, cada dos por tres parábamos y preguntábamos: “¿Estamos todos?”, porque éramos muchos. No pudimos salir de Madrid hasta las doce”, lamenta.

“Querían impedir la acampada”

“El Gobierno quería impedir como fuera que la manifestación terminara en acampada porque no quieren que se repita el tema de la plaza de Kiev, o la acampada de Sol. Tenían pánico a que dos mil o tres mil personas se plantaran en Recoletos”, dice José Manuel, de la Coordinadora del 25S.

“Que hubiera un puñado de alborotadores, quizá algún infiltrado, les sirvió de coartada para justificar ante la opinión pública que disolvían una manifestación pacífica y multitudinaria”, añade.

Encuentro con observadores de la OSCE

“Estamos preparando una reunión que vamos a mantener con observadores de la OSCE que se han puesto en contacto con nosotros. Vinieron a Madrid a supervisar la manifestación del 22M, así que ya valoraban que esto podía ser importante. Llevaremos testigos de lo ocurrido en la protesta”, cuenta Julio Rodríguez, de la Coordinadora de las Marchas de la Dignidad.

“La movilización ha sido tremendamente exitosa, y hay un dato a tener en cuenta, que es que hubo mucha gente de Madrid no perteneciente a las marchas. Hay una masa crítica que sale a la calle cuando algo está bien convocado”, reflexiona.

Calendario de movilizaciones 

“La valoración es que el 22M ha sido un éxito, no esperábamos tanto. Hemos llegado al corazón de la gente, ha sido una de las protestas más importantes de la democracia, protagonizada por la ciudadanía y en la que han participado nuevos sujetos políticos”, resalta José Coy, del Frente Cívico.

“Ahora lo que importa es la continuidad. Estamos estudiando un nuevo calendario de movilizaciones. Tienen que seguir pasando cosas potentes, en la asamblea de hoy barajamos ya algunas fechas para nuevas protestas. No se descarta una huelga general”, añade.

“Los ciudadanos no votan para que se den 200.000 millones a los bancos, ni para que se recorten las pensiones, ni para que haya 6 millones de parados”, indica Cañamero, del SAT. “Cuando los gobiernos hacen lo contrario de lo que interesa al pueblo, hay que decirles que ya está bien. Hay que cambiar esa correlación de fuerzas. Por eso vamos a volver a pensar en grandes movilizaciones”, remata.

Acoso y derribo contra Wyoming: desvelan ‘con pelos y señales’ su patrimonio para desacreditar su discurso social

Fuente: Política. Acoso y derribo contra Wyoming: desvelan ‘con pelos y señales’ su patrimonio para desacreditar su discurso social.

Captura del Gran Wyoming en su programa de la Sexta ‘El Intermedio’

Captura del Gran Wyoming en su programa de la Sexta ‘El Intermedio’

Ser rico debe ser una ‘facultad’ exclusiva de la derecha. Eso es lo que deben de pensar algunos que hoy se lanzan contra El Gran Wyoming desvelando datos sobre su patrimonio para desautorizar su discurso social que ven como “una contradicción” con el hecho de haber ganado dinero. Sin embargo, el artista nunca ha negado que es “rico”. Esta precisamente ha sido la palabra que ha usado el presentador de El Intermedio para referirse a sí mismo en varias ocasiones. Sin demagogias, ha defendió que pelear por la igualdad y la paz social no es un asunto de un buen benefactor, sino de inteligencia, porque, según dijo, no quiere vivir en un búnker rodeado de “caníbales que vienen a comerme”, sino en un mundo en el que sus “hijos puedan jugar en la calle”, sin miedo.

Una información de ABC
Este domingo, Libertad DigitalPeriodista Digital y El Semanal Digital se echan encima de una de sus presas preferidas, haciéndose eco, con gusto, de una información detallada de ABC sobre el patrimonio de Wyoming, labrado durante su larga trayectoria.

Periodista Digital llama a Ada Colau, portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, a echarse sobre su nueva “víctima a hostigar”, el presentador de El Intermedio por ser dueño de “numerosas viviendas en el centro de Madrid y gozar de un importante patrimonio”.

Los datos sobre el patrimonio de Wyoming
El propio diario, que dirige Alfonso Rojo, admite que Wyoming tiene sobre sus espaldas una larga trayectoria por su intervención en películas, en programas de televisión, por escribir varios, trabajar en series y como presentador, director y guionista.

Artículo en ABC sobre el patrimonio de Wyoming

Según ABC, el artista posee una vivienda unifamiliar de 256 metros cuadrados en el madrileño distrito de Ciudad Lineal y un dúplex de 157 metros en Zahara de los Atunes. Wyoming es, además, es el secretario del Consejo de Administración de 18 Chulos Record S.L., empresa presidida por el cantautor Javier Krahe, y administrador de Almonzon S. A, y Apelzon S.L., ya extinguida. Por otra parte, asegura que el artista posee “16 casas”, la mayoría de ellas “en el centro de Madrid, y de las que da detalles de los barrios en los que se ubican y de los metros cuadrados. Además, destaca que el presentador enfrentó una multa de 910.000 euros de Hacienda “por irregularidades en sus declaraciones fiscales”.

Campaña de acoso y derribo
Los ataques a Wyoming, que ha venido liderando Francisco Marhuenda, director de La Razón, desde hace tiempo, se suma a los intentos de desacreditar a personas de la izquierda que tienen éxito en su vida profesional y que, al mismo tiempo, mantienen un discurso social, como es el caso de Javier Bardem, entre otras figuras destacadas de la cultura, y más recientemente, Pablo Iglesias.

Wyoming nunca ha ocultado que es “rico”
En una entrevista en noviembre de 2013, el periodista Iñaki Gabilondo le preguntaba precisamente sobre esto a El Gran Wyoming en una entrevista. Te reprochan que tienes un buen nivel de vida y mantienes un discurso social. Lo ven como “una contradicción insalvable”, le dijo Gabilondo.

“Era así antes de ser rico”
Wyoming, que ya había admitido a lo largo de la entrevista que es “rico”, le aclaró que es un tema de “conciencia”: “Yo pensaba así cuando no era rico”, puntualizó, antes de subrayar que a él, a diferencia de otros, le “merece el mismo respeto el rico que el pobre” y cree que “en ningún lugar está escrito que el rico debe pisotear al pobre”.

“Me lo reprochan todo el rato y se supone que resta valor a todo lo que diga”, se lamentaba Wyoming, que defendía su rebeldía como una “cuestión de decencia” y de consecuencia: “yo pensaba así cuando no era rico”.

La conciencia y la cuenta corriente
“La conciencia no es una cosa que está en relación directa con la cuenta corriente. Le ha pasado a mucha gente, que eran comunistas y ahora son fascistas. Todo por dinero. El señor Piqué creo que lo definió como ‘la trayectoria lógica’. Para mí es completamente ilógica.

Un asunto de egoísmo
Wyoming huía de la demagogia fácil al afirmar que es un tema de inteligencia y de “egoísmo”. “Yo no quiero vivir en un espacio cerrado con torretas rodeado de caníbales que vienen a comerme, separado, como sucede en EEUU, de lo que consideran la chusma”.

“Quiero que mis conciudadanos vivan bien, no sólo porque es justo, sino porque yo voy a vivir mejor. Mis hijos van a poder jugar en la calle cuando hay paz social. Yo no quiero la realidad que viven muchos en América latina, donde si estás tomando una cerveza en una terraza puede llegar un 4×4 y ametrallarte, no quiero esta realidad para mi país”, explicaba Wyoming.

“Pero que mis conciudadanos vivan mejor”
“Tengo pasta”, reconocía abiertamente, y “quiero vivir mejor, además”. Pero, añadía, “vivir mejor significa que vivan mejor mis conciudadanos. Y todos los que están haciendo todo lo contrario algún día tendrán que pagar algún precio por ello”. (Puede ver estas afirmaciones en el siguiente vídeo a partir del minuto 55:00).

La entrevista en JotDown

En otra entrevista, en JotDown, Wyoming admitía que ha viajado “por todo el mundo porque he tenido la suerte de ser rico” e insistía en su mensaje: “La paz social cuesta dinero. Yo no es que sea generoso con la clase obrera, yo soy egoísta, y quiero que mis hijos jueguen al balón ahí y que no tenga que tener a un tío con una pistola para que no les pase nada. Y como siga así lo que tenemos aquí ahora —y que puede durar seis meses más, o a lo mejor seis años— se acaba. Si tienes un ejército de diez millones de pobres de verdad a los que el Estado les importa un carajo, van a decir que si a nadie le importa que ellos palmen, a ellos tampoco que palmen los demás. Estamos jugando con fuego”.

Victoria: las Marchas son “columnas de extrema izquierda lideradas por un actor que vive en Cuba”

Fuente: Público. Victoria: las Marchas son “columnas de extrema izquierda lideradas por un actor que vive en Cuba”.

Para el portavoz del Gobierno madrileño, las Marchas de la Dignidad están lideradas por el actor Willy Toledo “que vive en Cuba a cuerpo de rey y que de vez en cuando viene a dar lecciones”

EUROPA PRESS Madrid 22/03/2014 12:48 Actualizado: 22/03/2014 14:41

El consejero de Presidencia, Justicia y portavoz del Gobierno madrileño, Salvador Vitoria- EFE

El consejero de Presidencia, Justicia y portavoz del Gobierno madrileño, Salvador Vitoria- EFE

El consejero de Presidencia, Justicia y portavoz del Gobierno madrileño, Salvador Vitoria- EFE

El portavoz de la Comunidad de Madrid, Salvador Victoria, ha declarado este sábado en el ‘Ágora’ con el que ha arrancado la Convención del PP de Madrid de cara a las elecciones del próximo 25 de mayo que la ciudadanía se decantará por los populares en los comicios después de criticar las”columnas de extrema izquierda” que este sábado llegan a Madrid, las Marchas de la Dignidad.

Para Victoria sólo hay dos opciones ante las próximas elecciones euroepas: “O votar por un partido como el Partido Popular, referente de las libertades individuales, u optar por esas columnas lideradas por Willy [Toledo], un actor que vive en Cuba a cuerpo de rey y viene aquí de vez en cuando a darnos lecciones”.

En el mismo saco ha metido al “sindicato andaluz con libertad para asaltar tiendas y que van a Venezuela en business”, en relación a Juan Manuel Sánchez Gordillo.

“Esa es la opción, por eso creo que los ciudadanos lo tienen muy claro, votarán al PP”, ha manifestado después de arremeter contra la “intransigencia de la extrema izquierda” que ha vivido el PP de Perales de Tajuña. “Ayer se sufrió una quema de banderas y se demostró por qué hay que votar al PP”, ha señalado.

Victoria, que se ha definido como el “no es más europeísta” de los compañeros con los que ha compartido el Ágora, quiere una Europa “en la que no tengan cabida los desafíos soberanistas” y con un Tribunal Europeo que no permita la excarcelación de “alimañas, terroristas y violadores”.

“Quiero una Europa de seguridad jurídica”, ha defendido Victoria, que quiere una Unión que sea”un referente en la defensa de las libertades individuales ante la amenaza socialdemócrata, comunista y nacionalista”. También sueña con una Europa de las “oportunidades”, sobre todo para frenar el desempleo juvenil.

Para eso es necesario una España “fuerte y unida, con una Europa que aporte un marco adicional de garantía, donde no quepan los desafíos soberanistas y que no albergue un Tribunal Europeo que permita la excarcelación de alimañas, terroristas y violadores”.

También ha reclamado una UE “más austera” ante sus 50.000 funcionarios, 28 comisarios y 33 direcciones generales.

Decenas de sirvientas fueron asesinadas y encarceladas por querer crear un sindicato gremial

Fuente: Público. Decenas de sirvientas fueron asesinadas y encarceladas por querer crear un sindicato gremial.

El investigador y jornalero Antonio Jiménez Cubero profundiza en la represión franquista contra las mujeres republicanas de Cazalla de la Sierra (Sevilla) en su nuevo libro ‘Crónica local de la infamia’.
 
RAFAEL GUERRERO Sevilla 17/03/2014 07:33 Actualizado: 17/03/2014 10:15
 
Lavanderas trabajando en Priego de Córdoba en tiempos de la Segunda República.
Lavanderas trabajando en Priego de Córdoba en tiempos de la Segunda República.

Medio centenar de mujeres fueron asesinadas por los golpistas tras la toma del pueblo sevillano de Cazalla, centro neurálgico de la Sierra Norte de Sevilla. La dura represión franquista llevó a la cárcel a otras 102, mientras que el resto hasta las 198 represaliadas documentadas en el libro Crónica local de la infamia desaparecieron, fueron depuradas o se exiliaron. Esto ocurrió a raíz de la toma del pueblo a sangre y fuego por la columna rebelde del comandante Gabriel Tassara Buiza el 12 de agosto de 1936. Antonio Jiménez Cubero es un maestro no ejerciente de profesión jornalero que lleva más de 20 años haciendo acopio de testimonios de las víctimas y de sus descendientes cuyo resultado ha sido la publicación de dos libros en los que detalla con precisión la represión en su pueblo serrano: Con nombres y apellidos(Aconcagua, 2011) y Crónica local de la infamia (autoedición, 2014).

Entre la publicación de ambas investigaciones locales se ha podido incrementar el censo de represaliados en total desde 1.203 hasta 1.843, una cifra que se acerca al 20% de la población, que según el censo vigente en 1936 superaba los 11.200 habitantes. La cifra total de muertos a consecuencia de la represión rebelde ascendió a 357, según el recuento publicado por el investigador sevillano José María García Márquez, autor del voluminoso libro de referencia Las víctimas de la represión militar en la provincia de Sevilla. 1936-1963 (Aconcagua, 2012).
Pedían una jornada de 7 horas, el abono del sueldo íntegro en caso de accidente laboral y el domingo como día de descanso

¿Qué pasó en Cazalla de la Sierra para que la represión fuera tan terrible, tan masiva y tan cruel? La envergadura de “la matanza y del expolio franquistas siempre se ha justificado por reacción a una masacre previamente cometida por el Comité de Defensa que resistió cerca de un mes, pero no hubo tal asesinato en masa”, señala el prologuista Bartolomé Clavero, catedrático de Historia del Derecho de la Universidad de Sevilla. “Lo único que hubo fue que el día 5 de agosto, tras rechazar un ataque frustrado de la columna golpista Carranza, los milicianos se dirigieron a la cárcel y mataron a 63 presos derechistas”, reconoce el autor del libro. Esa matanza condicionaría la represión contra los republicanos que multiplicó casi por seis las víctimas conservadoras.

Y no hubo más asesinatos porque —como se reconoce en un documento militar encontrado por el investigador extremeño Francisco Espinosa— “fusilar en masa a gentes sin más capital que sus brazos, todos asociados a organismos del Frente Popular, habría acarreado desastrosas consecuencias económicas y de producción”.

Una vez contextualizado el marco represivo general, descendamos a las represalias que se tomaron contra las mujeres cazalleras, en las que se extiende el segundo libro de Jiménez Cubero, un hombre que durante años ha alternado la recogida de la aceituna y de la documentación en los archivos militares, incluyendo los papeles de Falange en este pueblo que a alguien se le olvidó hacer desaparecer, como ha sucedido en el resto de España.

Como señala la experta granadina en represión contra la mujer, Pura Sánchez, en su obraIndividuas de dudosa moral (Crítica, 2009), los represores prefirieron “infligirles castigos ejemplares” antes que aniquilarlas, aunque este fue uno de los pueblos con mayor proporción de asesinadas: 49 en total. Motivos recurrentes fueron “no sólo por ser rojas —un hecho político—, sino por haberse atrevido a ocupar un espacio público y social que no les pertenecía —la política— y por haberse desnaturalizado como mujeres abandonando los preceptos morales cristianos que, según ellos, eran inherentes a su condición”.

En efecto, estas motivaciones pesaron mucho sobre las cazalleras republicanas que, en gran medida, fueron perseguidas y castigadas por ser “familia de”, pero también por haberse atrevido a crear el Sindicato de Empleadas del Servicio Doméstico, afecto al Sindicato de Oficios Varios de la CNT, en febrero de 1936 tras la victoria del Frente Popular. Esa sindicación culminó un proceso de movilizaciones que este gremio integrado por las llamadas criadas o sirvientas, además de lavanderas, aguadoras o silleras había plasmado en sucesivas huelgas en los años 1932, 1934 y 1936 en pos de unas condiciones de trabajo dignas.

Como ejemplo baste citar algunas de las reivindicaciones que justificaron la sonada huelga de junio del 36 ante la reiterada negativas de los patronos a negociar unas bases contractuales mínimas: jornada de siete horas desde las 09.00 de la mañana, prohibición de que las mozas sirvientas se quedaran a dormir en la casa de los patronos, abono del sueldo íntegro en caso de accidente laboral y el domingo como día de descanso. En cuanto al sueldo, se pedían 40 pesetas mensuales para las cocineras, 35 para las sirvientas del cuerpo de casa, 30 para las niñeras, y 0,75 pesetas por hora para lavanderas y limpiadoras.

Los golpistas asesinaron a 357 izquierdistas por el fusilamiento previo de 63 presos derechistas por milicianos

El Ayuntamiento medió para propiciar la negociación, pero sólo logro que acudieran dos de los 134 patronos a los que convocó, lo que provocó una huelga de tres semanas con piquetes ante los domicilios incluidos. “Nada volvería a ser lo mismo en las relaciones interclasistas de la sociedad local”, precisa Antonio Jiménez añadiendo que “poco antes del golpe militar sucedió un hecho que marcaría la represión posterior: el cierre gubernativo del local de la CNT en Cazalla y la requisa de las fichas de las 99 afiliadas el Sindicato del Servicio Doméstico”. Ese listado sirvió para castigar a más del 90% de aquellas mujeres perfectamente identificadas con sus nombres y apellidos.

“Para los fascistas locales había llegado la hora de la venganza y la vergüenza, y para el resto, fue el tiempo de la muerte, el dolor y el silencio” escribe Jiménez Cubero, que asegura que hubo barrios enteros del pueblo duramente represaliados, justamente las zonas más humildes donde vivían las sirvientas. De las 49 mujeres asesinadas por los golpistas en Cazalla, 11 son catalogadas por el investigador jornalero Jiménez Cubero como sirvientas de profesión, mientras que varias decenas más sufrieron cárcel o tuvieron que huir.

Pero, concluida la guerra, algunas regresaron a Cazalla confiadas en la falsa promesa de Franco de que nada debían temer quienes no tuvieran las manos manchadas de sangre. Eso le ocurrió a Carmen Benítez, apodada La Manchá y a sus dos hijas Dolores y Antonia, que habían estado afiliadas al sindicato. Un consejo de guerra las condenó en 1941 a 12 años de cárcel a cada una, “por un batiburrillo de cargos que iba desde el auxilio a la rebelión, a su carácter revolucionario, pasando por la violencia y demás perversidades”.

El investigador y autor del libro Crónica local de la infamia, Antonio Jiménez cubero, intenta en vano desde hace tiempo que al menos una placa en la fuente del Chorrillo recuerde a estas mujeres que pagaron tan caro el atrevimiento de luchar por sus derechos.

El juez Pedraz se niega a archivar el caso de la muerte de José Couso en Irak

Fuente: Más voces. El juez Pedraz se niega a archivar el caso de la muerte de José Couso en Irak.

El titular del juzgado central de instrucción número 1 de la Audiencia Nacional española, Santiago Pedraz, ha buscado resortes legales en los tratados internacionales firmados por España para sortear la reciente reforma aprobada por la mayoría absoluta del Partido Popular y que intenta poner fin al principio de jurisdicción universal en el Estado español.

El juez entiende que la reforma promovida por el PP contradice la IV Convención de Ginebra firmada por el Estado español que obliga a perseguir los delitos contra las personas en caso de conflicto armado.

El Gobierno de Mariano Rajoy tenía previsto que a lo largo de la semana la Audiencia Nacional empezara a archivar causas internacionales por no ajustarse a la nueva legislación. El caso Couso es uno de esas causas, que además ha puesto en varios compromisos a los Gobiernos de Zapatero y ahora Rajoy. Pero en este caso el magistrado afirma que el archivo supondría “admitir la posibilidad de que una norma interna derogue un convenio internacional, lo cual está proscrito”.

El caso Couso hace referencia al asesinato del cámara de Telecinco José Couso por parte de militares estadounidenses durante la invasión de Bagdad en 2003. El juez Pedraz rechaza en su auto el archivo al entender que, al menos para este caso, la reforma legislativa de la justicia universal contradice la IV Convención de Ginebra que obliga a perseguir los delitos contra las personas y bienes protegidos en caso de conflicto armado.

Estados Unidos nunca ha colaborado en la investigación por la muerte del cámara. Pedraz llegó a enviar una carta al Ministerio de Justicia quejándose de la falta de colaboración del Gobierno norteamericano. Una falta de ayuda que ha sido tal que ni “siquiera ha notificado a los procesados [tres militares estadounidenses] el auto de procesamiento” y comunicó al Ministerio de Justicia “tal incumplimiento a fin de que el Gobierno de España” adoptase “las medidas oportunas”.

Descargar audio (MP3 – 4.1 MB)

“La Policía sigue entendiendo que las comisarías son su coto privado”

Fuente: Público.“La Policía sigue entendiendo que las comisarías son su coto privado”

A raíz de la queja que interpuso la Brigada Provincial de Información de Madrid ante el Colegio de Abogados, en la que denunciaban que los letrados recomendaban a los detenidos en manifestaciones que no declarasen en comisaría, se ha tensado la cuerda en una disputa sobre interpretaciones de la ley. Los abogados se amparan en sentencias del TS y TC, así como en una directiva de la UE, para argumentar que la asistencia y asesoramiento comienza cuando llega a comisaría, algo que niega la Policía en todos los casos   

LUIS GIMÉNEZ SAN MIGUEL Madrid 17/03/2014 07:00

Imagen de la detención de un manifestante en una protesta ciudadana.

Imagen de la detención de un manifestante en una protesta ciudadana.- JAIRO VARGAS

Desde que comenzaron en Madrid las movilizaciones del movimiento 15-M la Comisión Legal de Sol ha contabilizado 436 detenciones de manifestantes por la Policía. De ellas, los abogados del este colectivo han llevado 317 procedimientos. Un tercio de ellos han sido archivados por los jueces sin necesidad de juicio y el resto, sin excepción, han sido ganados por los acusados o siguen abiertos, tal y como exponía Naomi Abad, letrada de Sol, el pasado 1 de marzo en el Ateneo de la capital. Esto significa que cerca de medio millar de personas han pasado por los calabozos durante los últimos años por participar en movilizaciones sociales, tras haber sido detenidos por unos hechos de los que luego los jueces nunca les encontraron culpables. En dependencias policiales, más allá de las denuncias por malos tratos, los activistas se han de enfrentar a un interrogatorio policial en el que ha de estar presente el abogado. Y éstos siempre les hacen la misma recomendación: “No declares en comisaría”.

“En prácticamente todas las comisarías que he visitado me han regañado y amenazado cuando le he ido a decir a mi defendido que no declarase en comisaría”, cuenta Ignacio Trillo, de la Red Jurídica Abogados de Madrid. Por eso, él va siempre “con sentencias del TC y del TS para explicarles a los agentes que la asistencia de defensa empieza cuando el abogado llega a la comisaría”. Y se queja de que los agentes siempre le dicen que “el letrado no puede hablar con el detenido” y “en muchas ocasiones te gritan y te amenazan con poner quejas”.

La Policía sostiene que el abogado no puede intervenir durante el interrogatorio a los detenidos

Cuando una persona es detenida y llevada a la comisaría, la Policía le pide una declaración en esas dependencias, que según establece la ley debe ser hecha delante del abogado. Y es ahí donde se produce el desacuerdo entre la Policía y los letrados. Los agentes defienden que en ese momento el abogado no puede intervenir y, por lo tanto, no puede aconsejarle al detenido que no declare. Mientras, los juristas sostienen que desde que entran en comisaría comienza su asistencia al arrestado y que durante las diligencias de interrogatorio ellos pueden aconsejarle que no declare nada, tal y como hacen en la mayoría de los casos. Y lo hacen así porque en ese momento aún no han podido ver el atestado policial completo y, por lo tanto, no tienen nada sobre lo que asesorar a su cliente.

Aunque este desacuerdo viene de lejos y es una pelea que dan letrados y policías en la mayoría de ocasiones, sobre todo en los casos de activistas detenidos en manifestaciones, el tema ha saltado a la palestra después de que recientemente la Brigada Provincial de Información de Madrid haya presentado una queja formal ante el Colegio de Abogados de Madrid (ICAM) por los “constante comportamientos inadecuados y de escasa profesionalidad” de un “cierto colectivo” de abogados con los agentes encargados de la toma de declaración de los atestados tramitados por esa unidad policial, que es la que se encarga de los detenidos en movilizaciones. En concreto, se refieren a los abogados que asistieron a los 14 detenidos el pasado 15 de enero tras los incidentes ocurridos en la capital durante una concentración en apoyo a los vecinos del barrio burgalés de Gamonal.

En el escrito dirigido al ICAM bajo el asunto “Desinformación de Letrados” los agentes de la BPI relatan cómo los letrados indicaron a sus defendidos “expresamente que no declarasen en dependencias policiales, haciendo caso omiso a las indicaciones de la instructora, la cual le manifestó que se abstuviese de hablar con su defendido hasta que finalizase la declaración”. De esta forma, la Brigada argumenta en el escrito que la Ley de Enjuiciamiento Criminal dice en su artículo 520, apartado 6, que la asistencia del abogado consistirá en solicitar, en su caso, que se informe al detenido o preso de sus derechos y entrevistarse reservadamente con el detenido al término de la práctica de la diligencia en que hubiera intervenido.

Los abogados denuncian constantes presiones y amenazas para que no aconsejen no declarar a sus defendidos

Para los abogados que estuvieron ese día, este caso no es excepcional. “Siempre te dicen lo mismo. Si son varios te gritan, te amenazan con poner quejas. Pero esta es la primera queja formal que veo”, dice Ignacio Trillo. Denuncia, además, que lo mismo ocurre cuando indican a los detenidos que asistan a un médico para un parte de lesiones o que traigan a un traductor. “Interpretan la ley de enjuiciamiento criminal de un modo según el cual hasta después del interrogatorio el abogado no puede hablar con el cliente. Buscan presionar a los abogados para que no hablen con el cliente, pues a la hora de instruir a la Policía le conviene que los detenidos no estén asesorados” añade.

“Cuando el abogado llega a comisaría no sabe nada. La Policía no hace el atestado hasta después las diligencias con el detenido y el abogado no puede asesorar en nada al acusado porque no hay acusaciones reales” explica Ignacio Martín, miembro de la Asociación Libre de Abogados y con experiencia en este ámbito. “En todos los casos, lo mejor es no declarar en comisaría, porque no sabes de lo que se te acusa”, añade. Así, él también entiende, al igual que el resto de abogados y recogiendo la jurisprudencia, que la asistencia letrada al detenido “no es un mero acompañamiento, el abogado no es un externo que vea una diligencia, sino que es parte, le estás asistiendo”. Y “eso es lo que la Policía no comprende”.

 Jairo Vargas

Jairo Vargas

Una directiva de la UE y jurisprudencia de los tribunales

Distintas fuentes policiales consultadas por Público han reiterado su postura: “La Policía interroga al detenido y el abogado está presente, pero no puede intervenir hasta la entrevista que tienen después”. Sin embargo, los abogados disienten y se amparan en la legislación europea  y la jurisprudencia marcada por el Tribunal Supremo y el Tribunal Constitucional, además de la propia Constitución española. Fuentes jurídicas del TS han confirmado a este diario que “el abogado no es un invitado de piedra”, sino que “su presencia es para que asista al detenido y eso consiste en asesorarle, también durante el interrogatorio de la Policía”. Según esta fuente, el letrado podría estar presente en el interrogatorio e indicarle a qué responder y a qué no o, directamente, decirle que no declare nada en comisaría y que espere a la declaración ante el juez. En cualquier caso, cuando termina la declaración el letrado tiene una entrevista con el detenido y después de la entrevista tiene derecho a volver a declarar.

La Policía contradice al Supremo, que afirma que el asesoramiento comienza en el interrogatorio

El artículo 118 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal determina que el derecho de defensa nace desde el mismo momento de la detención del ciudadano y el Tribunal Supremo, en su sentencia 06/03/1995, afirmó “la asistencia letrada va irremediablemente unida al derecho de defensa” y supone la “efectiva realización de los principios de igualdad y contradicción para evitar desequilibrios jurídicos entre las partes”, como recoge el mismo Trillo en un artículo reciente. En ese mismo escrito recuerda que “esta es la interpretación auténtica del propio texto constitucional pues se remonta incluso a la propia génesis de la Constitución, cuando la minoría catalana propuso, con éxito, la sustitución en el artículo 17.3 de la Constitución del término “presencia” por el de “asistencia” a fin de dotar al papel del abogado de un contenido más activo y amplio que el de mero observador “presente” y fiscalizador durante la declaración del detenido en comisaría”.

Así lo entendió también la Fiscalía General del Estado en su Consulta de 17 de enero de 1983, cuando afirmó que “el derecho de asistencia letrada tiene un contenido excedente de la simple presencia del Abogado…” y en la Instrucción 8/2004: “Si el derecho de defensa se reconoce al imputado desde los primeros momentos no pueden, sin riesgo de reducir a papel mojado tal reconocimiento, sostenerse interpretaciones que conduzcan a su ineficacia práctica”. Como recoge Trillo, “la jurisprudencia de Tribunal Europeo de Derechos Humanos, y la propia normativa de la Unión ha decidido positivizarlo en las directivas 2010/46/EU, 2012/13/EU y, sobre todo, 2013/48/EU, que son de obligatoria trasposición por los propios estados”.

“Tenemeos una ley de enjuiciamiento criminal prehistórica y con mucha herencia de la dictadura”

Aún con todo, este conflicto ya podrá alargarse más allá de2016, cuando entre en vigor una directiva de la Unión Europea en la que se establece que los abogados podrán ver el atestado y entrevistarse con los detenidos antes del interrogatorio con la Policía.

“Me ha pasado muchas veces. En ocasiones he ido y la Policía está receptiva, preguntan ‘¿no va a declarar, no?” Y adelante. Otras veces, cuando le dices que no declare, la Policía te dice que no puedes opinar ni darle consejo y los agentes empiezan a amenazar con poner quejas en el colegio de abogados”, relata Martín. Él cree que esto se debe a “una ley de enjuiciamiento criminal prehistórica y que viene con mucha herencia de un modelo judicial de la dictadura”. Además, “a esto se une a la detención de 72 horas, que es eternidad, y al no poder entrevistarte con el cliente antes de que declare”. Esta herencia del pasado se materializa en el presente en algo que viven todos los detenidos que pasan por los calabozos: “La Policía sigue entiendo que la comisaría es su coto privado y pueden hacer lo que quieran”.

Octavo mandamiento: No mentirás

Ignacio Escolar es periodista y director de eldiario.es.

Fuente: El diario. Octavo mandamiento: No mentirás.

Dice Rouco Varela que tras el 11M se esconden “oscuros objetivos de poder”. Tiene narices que lo diga precisamente él, principal patrocinador de la teoría de la conspiración a la que durante años, a través de la COPE, dio altavoz.

Fue Rouco quien respaldó a Jiménez Losantos, quien mantuvo a este calumniador reincidente –ya lleva varias condenas por injurias– al frente del programa estrella de la radio de la Conferencia Episcopal.

Fue Rouco quien le dio voz en su estrategia de negociación con el Gobierno socialista, al que tantas prebendas arrancó. Y quien más tarde, cuando dejó de ser útil, le hizo caer. Fue el señor arzobispo quien permitió todo el dolor que la emisora de la iglesia provocó a las víctimas, que ayer tuvieron que aguantar, como colofón, que en su sermón Rouco volviese a insistir en la teoría de la conspiración.

Pienso en Pilar Manjón, esa madre de un joven asesinado el 11M a la que desde la COPE hanllamado “mentirosa”, “trastornada”, “monstruito”, “personaje siniestro, típico de la propaganda estalinista”, que “no está bien de la cabeza”, “que no sabe donde tiene la mano derecha”, que “se presta encantada a hacer todo tipo de atrocidades y barbaridades”… Una víctima del terrorismo que tuvo que vivir durante años con escolta, amenazada de muerte cada mañana en su mail, acosada por esa teoría de la conspiración del 11M que la muy católica radio de los obispos alimentó.

Ayer Pilar Manjón y otras tantas víctimas fueron muy valientes y generosas. Por aceptar una ceremonia católica como funeral de Estado, a pesar de que entre las víctimas hay personas de otras creencias religiosas o que directamente no creen en dios. Por tener que tragar toda la soberbia y la hipocresía de un Rouco Varela que, más que dar sermones, debería de pedir perdón. Por acabar con la división entre las víctimas del 11M, aunque para ello tuviesen que admitir una ceremonia y un orador intolerables para la ocasión.

No sé si Pilar Manjón ha perdonado a Rouco Varela por todo el sufrimiento que desde su púlpito radiofónico provocó en ella y en toda la sociedad.